Saturday, 9 February 2008

Antesala de los Oscars, parte 3

También hace tiempo (para no dejar de lado el recuerdo), hablaba de las películas sobreestimadas (no como “Entre Copas"-ver post anterior-) como “El laberinto del fauno”; pero más allá de su calidad o merecido reconocimiento y demás, en ese film destacaba la influencia de Guillermo Del Toro, su director, comparándolo con el trabajo de Clint Eastwood en “Cartas de Iwo Jima”.

No hay estrellas en este film, sólo una historia conocida y poderosa y el liderazgo del maestro Eastwood que permitió llevar a la pieza hablada en japonés hasta una nominación al Oscar como Mejor Película. A mí me gustó mucho, y la recomiendo especialmente a todo aquel que haya pensado o esté pensando en hacer cine alguna vez en su vida. Es una linda crítica esta.

La crítica de “Letters From Iwo Jima”, a continuación.

“Letters From Iwo Jima”

No me gustan mucho las películas de guerra. Dicho esto, “Letters From Iwo Jima” no es, creo yo, una que se quedará con ustedes por el resto de sus vidas. Es más una película de impacto inmediato en el espectador, una de esas piezas que hacen que quieras hacer cine. No puedo darle los cumplidos suficientes a la inspiración que contiene esta película, pero sólo diré que si fuera director, jamás hubiera pensado en hacer una película de guerra antes de ver “Letters From Iwo Jima”.

Fui a tomar café luego de verla y la cola era muy larga, y le dije a un amigo: “El café es mejor cuando el lugar está lleno porque lo hacen incentivados”. Sé que no parece tener sentido, pero el punto que quería hacer es el siguiente: la urgencia de Clint Eastwood para hacer esto apenas terminada “Flags of Our Fathers” se entiende perfectamente y se justifica con la película misma.

Desde la primera toma de la desierta costa de la isla de Iwo Jima, sentimos una cosa en la cámara: afecto. También podría decir compasión, pero sería un poco fuerte; lo que Eastwood tiene es una enorme preocupación por sus personajes, que se hace más clara y poderosa mientras que el film va llegando a su fin.

Cuando dije que “Letters From Iwo Jima” era inspiradora, lo dije en referencia a las dos únicas cosas que puede lograr: inspirar al espectador y estar hecha por un realizador inspirado. Lo destacable de la dirección de Eastwood (además de que la película está completamente hablada en japonés y del impactante mar lleno de barcos y las escenas de acción sorprendentemente reales) es que presenta las relaciones entre los soldados alejados de cualquier tipo de sentimentalismo y llenos de franqueza, incluso cuando éstos le importan.

He visto otros films de relaciones personales entre los soldados en tiempos de guerra que no pudieron evitar lo que la película de Eastwood: falsa sensibilidad. Sí, los personajes en “Letters From Iwo Jima” tienen emociones: para con sus amigos, la familia que dejaron atrás y su país. Sin embargo, todo esto se encuentra dentro de otra característica de Eastwood: la falta de manipulación.

Las cosas son como son, entonces por qué cambiarlas? Preguntar acerca de la resolución del film parecería inútil, pues es algo que pasó en la vida real y todos saben su resultado. Pero mientras digo esto, también les aseguro que el manejo de Eastwood da lugar a un elemento sorpresa; una vez que ya se han envuelto en las vidas de éstos soldados y han empezado a sacar conclusiones de lo que ocurre en pantalla, sin poder quitar los ojos de ésta.

Como podrían, con esa composición tan bella? En un color ‘sepia’, la fotografía de Tom Stern es un instantáneo punto alto del film, mientras que consigue, de a ratos, imágenes que parecen salidas de un sueño; y la edición de Joel Cox y Gary Roach, con los cortes en negro que son más poderosos aquí que en “Million Dollar Baby” (o por lo menos funcionan mejor, al ir intensificándose en los momentos cruciales debido a su repetición).

No necesito hablar de las actuaciones, nunca malas en una pieza de Eastwood. Si el genio volverá a sorprender al mundo, no lo sé. Pero no me importa si no lo hace, porque ya lo ha hecho para mí: me ha hecho pensar, pero realmente ‘considerar’ hacer películas otra vez; y lo hizo con una película de guerra.

---8/10

PD: La foto es del gran Eastwood...Me gusto mucho y tenia que ponerla. Saludos...

2 comments:

Popurrí said...

Chapa, gracias por pasarte por De sol a sol... acá estoy devolviendo la visita.
Al parecer la película en sí no te gustó mucho, más allá de la inspiración que a uno le pueda dar la fotografía o el resto de las cosas (no sé de esto, disculpá la falta de ignorancia)

Tendré que verla para darme cuenta de esa 2falta de sensibilidad" o "sensibilidad falsa" que decís, esperemos a ver que pasa

Nos vemos hoy, un abrazo

vargtimen said...

Saludos Chapa, he visto que pasaste por mi blog.

Muy interesante tu blog de críticas de cine, aunque esta "Cartas desde Iwo Jima" tiene ya su tiempo. Me gustó bastante, aunque no tanto como "Mystic River" o "Million Dollar Baby".

Nos seguimos leyendo y cuando actualice mis links te incluiré. A ver si me pongo un día que soy muy vago.

Saludos!