Tuesday, 16 December 2008

Creando un documento

Tal como se prometió hace poco, tenemos este mes una semana de Cine Argentino. La semana al final no se definió con ningún punto en particular que una a los films que la conforman; viene a ser más como una semana de 'homenaje' al tremendo año que tuvo el cine nacional tanto aquí en el país como afuera. Eso no implica que vaya a haber films de este año (de hecho, no hay ninguno), ni que vayan a ser todos buenos...Lo importante es que algo va a haber, y que a partir de eso ustedes podrán opinar, como siempre.

La semana empieza con una peli que vi ayer, u hoy hace unas horas, en estos días en los que duermo entre poco y nada. Es que si Cumbio escribe un libro yo puedo decidir no estudiar más, o no? Y la película en cuestión es "El método", film relativamente taquillero que es una co-producción española/argentina y que figura hoy también como el último de los retazos de un cine Español que estuve exponiendo recientemente y del que todavía hay más por ver. Dirigida por Marcelo Piñeyro, el film intenta una introducción acelerada con la pantalla divida en tres que decidídamente no funciona. Sin embargo, una vez que se nos otorga la pantalla completa y tal cual es, la pieza parece estar más cerca de encontrar un lugar.

La crítica de "El método", a continuación.

"El método"

Es el sólo pensar en la situación. El pensamiento, la idea de estar ahí en la misma situación que los personajes de "El método" es lo que la hace tan interesante, exaltante y endemoniadamente buena. El resto es sopa, como dirían algunos. No hay ningún truco nuevo que se intenta lograr aquí, ningún mensaje importante para entregar; de hecho, cuando la película se pone seria acerca de la situación de la economía mundial o cuando divaga en relaciones amorosas entre algunos personajes, pierde su ritmo.

El jugo está en el método del título, el 'Método Gronholm'; algo que aparentemente las compañías hacen para seleccionar a una persona para un puesto de trabajo vacante. En un cuarto amplio y espaciado, conocemos a Julio (Carmelo Gómez), Ana (Adriana Ozores), Enrique (Ernesto Alterio), Ricardo (Pablo Echarri), Fernando (Eduard Fernandez), Nieves (Najwa Nimri) y Carlos (Eduardo Noriega); siete individuos que han aplicand para la misma posición y que han sido preseleccionados. Montse (Natalia Verbeke), una secretaria, los recibe amablemente, pero una vez que entran a ese cuarto, están completamente solos.

Y se convierte en una jungla, como en la definición que Darwin una vez expresó como 'selección natural', donde el más apto prevalecerá. Los humanos que instantáneamente se convierten en animales diseñan su estrategia y comienzan a jugar el juegoo. Siguen instrucciones que les son dadas por textos escritos en computadoras, pero siempre se van por las ramas y terminan hablando de algo más profundo que la responsabilidad empresarial: asuntos morales, de supervivencia, románticos y sexuales, y la situación económica que siempre está presente.

Describir a cada uno de los personajes por separado no tiene sentido. Puedo simplemente decir que Ernesto Alterio se lleva la mayor ronda de aplausos, mientras que expresa un entusiasmo inicial con la extraña situación que gradualmente se transforma en inseguridad y desesperación. Carmelo Gómez también está especialmente bien representando exactamente lo contrario. Echarri haciendo de sabelotodo es algo que hemos visto varias veces y que no le hace bien porque es difícil creer algo de lo que dice; mientras que Verbeke entrega una secretaria perfecta que muestra un exceso de dulzura para que se vuelva imposible confiar en ella.

Tres años después de "Kamchatka", el mayor logro de Marcelo Piñeyro es la decisión de llevar la reconocida obra en la que la película está basada a la pantalla grande. La gente que conozco (me incluyo) ve muchas más películas que obras (y yo amo las obras), y "El método" les da a ellos y a cualquiera la posibilidad de experimentar algo que debe ser experimentado.

Yo quería ver la obra pero nunca lo hice. Piñeyro, con el respeto necesario por el silencio (y el uso correcto de música incidental que viene de la oficina de la secretaria al lado del cuarto donde todo acontece), abraza la tensión que la obra representa y, usando primeros planos feroces y manteniendo a sus actores concentrados y bajo control, nos hace sentir que estamos ahí, viendo a esta gente de cerca.

Y la obra no es más obra. Es una película ahora, llamada "El método", que no trasciende lo meramente teatral, pero nos provee un documento eterno que muestra una poderosa y shockeante experiencia que podemos agarrar y ver siempre que tengamos ganas.

---7/10

13 comments:

jb said...

Buena crític. Y eos que a mí Piñeyro no me gusta, pero está bien hecha.

PD: Y Ruffalo es un grande!

Alan said...

Yo sí que vi la obra de teatro, y justamente por eso no quiero ver la película. El autor de la obra demandó a los productores de la película por lo mala que le pareció la adaptación. Según tengo entendido, la película es un drama, cuando la obra de teatro era una comedia excelente y muy divertida.

Ya he pasado muchas decepciones con adaptaciones de novelas. Pero hasta ahora nunca me había pasado que se cambie incluso el género del texto original. Y no creo que quiera verlo.

ElChapa said...

Facundo: Así que la viste?? Bueno, entonces estamos de acuerdo, y en cuanto a Ruffalo ya no quedan dudas y deberías conseguir esa última peli que puse.

Alan: Que bueno tener el comentario de alguien que vio la obra. Mis padres también lo hicieron y aunque nunca hablé en detalle con ellos, si me dijeron que era una cosa que no podías dejar de comerte las uñas. Entiendo que no quieras ver la peli entonces; nadie quiere llevarse una decepción, pero a mi me gustó. Y sabes que vi ayer? "Annie Hall": EXCELENTE!

Saludos Sospechosos!

Apa said...

Me gustó "El método" como drama, no sé si me gustaría como comedia.

Muy buenos los actores elegidos por Piñeyro.

¡Saludos!

jb said...

Bueno, el cambio de género no es algo tan raro. Sin ir más lejos Farrel va a hacer un Holems cómico el año que viene y Gabriel Medina toma en buena medida "El sueño de los héroes" para hacer algo más cercano a la comedia que el original. Por decir lo primero que me viene a la cabeza. Saludos

jb said...

Ah, sí, la ví. Es cierto que Echarri cansa y uno no le cree pero en el contexto está bien. Además, entona bastnate bien (mucho) con el tono un tanto fallido políticamente hablando que tiene la peli y que coicnide con bastantes peliculas argentinas en esa denuncia vaga de "algo que está mal" y que s epuede rastrear en varias

Vargtimen said...

No ví la obra de teatro, pero la película me pareció curiosa, intensa y me gustó en particular la interpretación de Adriana Ozores.

Otra cosa, no sé si conoces esta página pero supongo que te gustará. Se centra en los Oscars y estas semanas tienen un calendario y van actualizando conforme salen las nominaciones de los Globos de Oro, premios de la crítica, etc...

http://www.tiooscar.com/

Damián de Haedo said...

No la vi. Será poque le tengo idea a Piñeyro...

ElChapa said...

Apa: Interesante reflexión, habrá que conseguir la obra??

Facundo: De acuerdo con Echarri entonces, y gracias por el siempre bienvenido aporte.

Vargtimen: Estamos en la misma frecuencia con esta también...bien Adriana Ozores sí, y la verdad que buen elenco en general...Gracias por la recomendación de la página; ahora paso!

Damián: A veces probar con alguna no viene mal...la peli es bastante intensa y, como se diría en algunas ocasiones, se deja ver,.

Saludos Sospechosos!

Don Allum said...

la verdad es que ami, si bien la película no me desagrado, tampoco puedo decir que me haya atrapado. Hay algunos diálogos demasiado explicitos como el referido al FMI, en el contexto de la reunión, que pretende darle a la película un marco globalizador fuera de campo, pero no concuerda. Sin embargo la interacción y el trabajo actoral es intenso, y Piñeyro demuestra que s un buen director de actores, más allá de si la película que tiene entre manos es buena o mala.
Creo que a película puede dialogar tranquilamente con una película como La corporación de Costa Gavras, a pesar de ser contextos completamente diferentes: hablan de una cuestión antropológica en el contexto laboral. Tambnién puede dialogar con El Gran Hermano----pero eso es otra cosa---

Saludos!

Popurrí said...

Es que las adaptaciones nunca son buenas, ya sea libro-cine, teatro-cine o incluso comic-cine (sin contar algunas excepciones como las últimas de Batman y toda esa nueva era). Pueden negarlo o discutírmelo, pero a mi personalmente las adaptaciones me caen bien, no sé por qué peor nunca conservan esa esencia del original.

Popurrí said...

"no me caen bien" quise decir.

ElChapa said...

Don Allum: No podrías haberlo puesto mejor, aunque yo hice el comentario que lo que falla es esa parte de seriedad que se le quiere dar al tema económico y que pierde un poco el enfoque en lo que sí está bueno: los actores, la tensión innegable (te atrape o no...) y demás

Grillito: Y sí, la historia de la vida...qué cosa se ha adaptado bien? Se pueden hablar de miles. No tenés ganas de ayudarme con una encuesta de unas 3 pelis asi adaptadas de diferentes comic, etc??

Saludos Sospechosos