Wednesday, 21 October 2009

Al don al don al don pirulero, cada cual cada cual atiende su juego

Dedicado a Yaye, Agus Castelli y Tote Auche...Y Alejo, el dire.

“A lo largo de su carrera cinematográfica, Quentin Tarantino ha construido a partir de lo cotidiano cosas nunca vistas antes. Su apreciación del statu quo del cine ha sido siempre la de un inventor que rebusca en una chatarrería. Sus películas arden ante nuestra mirada y hace que se nos antojen extrañas y familiares, todo a la vez. Tarantino nos devuelve al futuro. Y ahora lo vuelve a hacer con Bastardos sin gloria”
–David L. Robbins

Atención: Pueden encontrarse revelados detalles argumentales.

Hay cosas con las que no se jode, y esto lo sabemos todos. Quentin Tarantino es un antes y un después en el mundo del cine, se mire por donde se mire la cuestión. Un tipo capaz de conjugar en dos horas de película lo que se le antoje y cómo se le antoje: ha dado lugar a despliegues visuales (técnicos) y recursos de utilización de la temporalidad cinematográfica que hoy son tomados como ejemplo, muchas veces con poco éxito. Yo creo que la razón del éxito de Tarantino (y la del fracaso de los otros) tiene una justificación simple pero compleja a la vez, algo que no hay que dar por sentado. A diferencia de otros cineastas, que van desde un seguimiento patente del guión a la confianza en un actor, pasando por un pretendido dramatismo que inunda toda la puesta en escena y demás fundamentos que nunca se ven plasmados y justificados del todo, Tarantino sabe por qué está haciendo una película: por el cine.

El título del posteo hace referencia a que cada uno se dedica a lo que sabe, y punto. Tarantino fue capaz de ver un mundo que existe gracias el cine, que cobra vida en el cine, metiéndose allí mismo con el cine para que nosotros al salir del cine no podamos dejar de hablar...De cine, claro. En este aspecto, es posible que “Bastardos sin gloria” sea su mejor película; una especie de rompedora de barreras que permite localizar al cine como parte fundamental de un momento histórico importantísimo: el final de la Segunda Guerra Mundial. ¿Parodia? No lo creo. ¿Falta de respeto a la memoria? Mucho menos. Sí, y ante todo, cine; con coraje, desfachatez, pericia técnica y locura endemoniada del niño terrible que a nada le teme, además de la violencia de siempre.

Quiero llamar la atención en este aspecto. Se lo criticó siempre y mucho a Tarantino por su uso estilizado de la violencia y sus temáticas de venganza como incitadoras a ser violento. No se asusten con esto, pero si bien uno puede salir de una película con ganas de dispararle a todo el mundo (después de ver la cara desfigurada de Adolf Hitler), uno entiende las diferencias. Estamos en una sala de cine, y si un montón de cosas no fueran posibles allí, dudo que el séptimo arte hubiera existido alguna vez. El director de “Bastardos sin gloria” siempre marcó la diferencia entre la violencia en el cine y fuera de él, con mucha claridad. El que no percibe eso decididamente no puede ver cine, y menos el de Tarantino, y menos “Bastardos sin gloria”; una ficción por sobre todas las cosas.

Y seamos justos, los que la vimos, en que es una ficción con relativamente poca violencia, al menos si acabamos de salir de “Kill Bill”. Consideremos que el film se sitúa en el contexto de la Segunda Guerra, por lo que dejarla exenta de violencia es un absurdo. Lo que más puede molestar a la gente es el cómo de la utilización de la violencia; el desenfreno y baño de sangre que puede que sea marca registrada del director. “Bastardos sin gloria” sale airosa en el cómo, y es un hecho que tiene que ver con la construcción de personajes. Delicada como pocos, la escritura de Tarantino sigue a los personajes hasta las últimas consecuencias, no los abandona ni por un minuto y tampoco deja de lado su forma de ser y pensar. Un tipo como el coronel Hans Landa (un impecable, insuperable Christoph Waltz), que es capaz de -y como se ve en una magnífica escena- negociar el final de la Segunda Guerra Mundial para salvar su pellejo, y que es el mejor del mundo haciendo lo que hace, quiere hacer su trabajo de la mejor forma posible (lo que en inglés se dice “get the job done”). Es por eso que a él realmente no le interesa ver los cuerpos de miles de judíos ensangrentados en el piso, aunque sí le interesa atraparlos, a él y a los traidores (la bella Bridget von Hammersmark interpretada por Diane Kruger), matándolos si es necesario. De ahí que Tarantino (habíamos quedado que era violento, ¿no?) se ahorra el plano de los cuerpos de la familia judía y las personas que se encuentran en un sótano, muriéndose al golpe de las balas en la primera escena. Le interesa, y a mí me resulta mucho más interesante como espectador, la decisión inesperada de un personaje como Landa de dejar ir a una niña corriendo por el campo después de ‘masacre’ tal. Niña llamada Shosanna (Melanie Laurent, acertada decisión de Tarantino) que, crecida, no teme en mirarlo a la cara deseando internamente su muerte aunque el coronel le haya salvado la vida.

En cambio, un personaje como Aldo Raine (Brad Pitt, tampoco la gran cosa) que pide explícitamente a sus solados una cantidad de cien cabelleras alemanas nazis, es alguien que no repara en nada ni teme por los apodos que le atribuyen a sus hombres. Sabe que no es casualidad que a Donny Donowitz (Eli Roth) le digan “El Oso judío”, y se enorgullece de eso presentándolo como uno de los integrantes más aterradores de su ejército. Aldo matará nazis a toda costa y también su gente. Es Donny quien le desfigura la cara a Hitler y no puede dejar de dispararle; no es nadie más que él...Está en su naturaleza. Y es Aldo quien hubiera matado al sargento Wilhelm en la taberna si no lo hacía Bridget; y es Aldo quien en el penúltimo plano del film -momento crucial- realiza algo que, a pesar de las circunstancias, no puede evitar hacer, para en el último plano decir: “Creo que esta es mi obra maestra”. ¿Es este Tarantino hablándonos?

Las otras marcas registradas del director se encuentran por doquier. Por empezar, como discutíamos con Alejo, y por si no quedó claro, un guión que sólo es posible en su cabeza y con sus imágenes y que además de tener al cine como inspiración rectora (sé que lo repito, pero es tan palpable que se hace imposible obviarlo) abraza también a la siempre impagable cultura popular que, Tarantino confía (y yo creo que para los que lo entienden es así), puede salvarlo de cualquier delito del que se lo acuse..La escena de la explicación de la rata, del miedo y la analogía con la ardilla, al principio, en este aspecto es fundamental. Una conversación tan cruel y aparentemente fuera de contexto pero tan posible -e inevitable- en el universo Tarantinesco, como lo es una discusión acerca de qué significa “Like a Virgin” de Madonna o acerca de cómo le dicen a la Cuarto de Libra con Queso de McDonald’s en Europa.

Yo fui a ver la película con Yaye, Tote y Agus, y salimos diciendo que las escenas eran muy largas, pero yo en seguida dije que sino la tensión no funcionaba: que es necesario alargar las charlas (la escena de la taberna), fomentar los silencios (la primera charla de Hans Landa y Shosanna), esperar en todo sentido e incluir comedia imprevisible (todo el momento del cine cerca del final, desde que Hans la saluda a la actriz hasta que la estrangula, cortando esa tensión con el chiste de los “italianos”, creo que lo único verdaderamente gracioso de un film que no es comedia) y hasta exagerar cierto melodrama en partes inesperadas (la música cuasi romántica/dramática y todo el momento de la muerte de Shosanna y Fredrick que también tiene, cuándo no, mucho cine).

Otra cosa que resalta a lo largo del film y que no sé si se comentó mucho es el no establecimiento de jerarquías. Hay actores que se lucen, y uno que resalta (Waltz, por si quedan dudas) así como en “Pulp Fiction” resaltaba Samuel Jackson, pero todo está hecho en función de un bien superior: el cine, ¿no? Y esto a la vez le da pie a Tarantino, decíamos con Yaye, para el juego dentro de su película. En “Bastardos sin gloria” el director arma hilos argumentales que deja colgados y nunca termina, presenta personajes con enormes letreros y fantásticas historias que luego resultan ser intrascendentes (los personajes; las historias -cortas o largas- siempre dicen algo y valen la pena en Tarantino) y que por mínimos instantes despistan al espectador. Pero también lo relajan, y confirman que de alguna manera está capacitado para “jugar” porque sí, al don al don al don pirulero, pero es tan importante el juego del realizador como el del espectador de cine. Captar la selección musical (creo no equivocarme al decir que no hay ni una música original en la película), las letritas con flechas que aparecen señalando a algunos personajes que en el universo del film “no son nadie”, percibir alguna que otra referencia cinéfila, reconocerlo a Mike Myers y matarnos de la risa, no sé...Que ir al cine sea casi como ir a jugar a la pelota, hasta algún punto.

Finalmente, no creo que haya muchos directores que entiendan el cine como Quentin Tarantino, pero no porque él sabe mucho -que sí es verdad- sino por la concepción que tiene de encarar una película, teniendo siempre al cine como fin superior y poniendo todo al servicio de eso, sin importar las consecuencias (Históricas, dramáticas, actorales, técnicas)...Y por último, teniendo en claro lo que en una escena del film un viejo en la sala de cine repetía desubicadamente: “Es una fantasía, una fantasía...”.

Pero por supuesto que sí.

---Querés la nota Auche?? Y qué se yo, elegila vos! ;)

12 comments:

Xavier Vidal said...

Me quedo con tu bonita e inicial relación de 'Tarantino hace cine porque ama el cine y porque su vida es cine'. Sí: Malditos Bastardos es cine, es cinéfila, es mezcla de muchas cosas... es, vaya, una gran película. Excelente reseña.

Ya sabes: si tienes alguna nota que añadir al cineranking, estaré muy contento de sumarla al cuadro. Pronto nuevo post...

Saludos!

Pablo Martinez said...

"El director de “Bastardos sin gloria” siempre marcó la diferencia entre la violencia en el cine y fuera de él, con mucha claridad. El que no percibe eso decididamente no puede ver cine"

Y por qué no? Porque no entiendo a un tipo que lleva la impronta de la venganza en sus ultimos argumentos no puedo ver cine? Wow... o te expresaste mal, o yo no te entendí, o te mandaste cualquiera, con todo respeto.

Yo mantengo mi postura de que, si bien es un film muy sutil (asi lo definí), es bastante infantiloide en su propuesta medio cómica y satírica (o, como me corrigió Antonio Chamu, hiperbole). El personaje de Hitler me parece un intento de ridiculizarlo dificil de entender. Me daba la sensación de que Tarantino intentaba decirle al público: "miren, me burlo de Hitler y los Nazis, porque eso era malo". Y me quedé indiferente.

Pero por Waltz y el resto del reparto, sumado a todo el argumento --menos el desenlace que me parece una estupidez total y un desperdicio de todo lo que se venía "hilvanando" (parafraseandote un poquito jeje) argumentalmente-- acepté esta obra que en manos de otro director hubiese sido patética.

Se reconoce el talento de Tarantino, tiene su impronta, pero para mí sigue siendo un "dirty boy" cinéfilo cuyo perfil no es más que un montón de retasos, de otros directores, remendados.

Como habrás visto en mi comentario (vi que pasaste, gracias) le puse un 7. Y no te digo nada sobre el hecho de que reveles TANTO del argumento porque eso es propio de cada uno y no me molesta ;) no soy quien para decirle a alguien como debe escribir, a diferencia de lo que otros piensen de sí (si lees los comentarios del post de "Bastardos..." me entenderás jeje...)

Un abraazo!! Muy bueno el informe, de verdad. Pulgar arriba.

Saludos!! Te espero comentando en mi última crítica: The Time Traveler's Wife.

Un abrazo!!

PM

Anonymous said...

jaja, me dejás la nota?
yo le pongo un 8,5 ó un 9.. y, a pesar de que ya lo hablamos, yo sí noté un dejo de parodia en la peli :) (un dejo, no te digo que los 150 minutos sean una parodia).

"El director de “Bastardos sin gloria” siempre marcó la diferencia entre la violencia en el cine y fuera de él, con mucha claridad. El que no percibe eso decididamente no puede ver cine"
en verdad quisiste decir eso?? autoritario! jaja

Vargtimen said...

Pues yo le pongo un 10. "Malditos Bastardos" es cine y menudo cine. Sobresaliente a todos los niveles. Planificación, dominio del tiempo y del lenguaje narrativo, grandes diálogos y grandes actores, un climax memorable, un inteligente uso de la música, buenas dosis de humor, originalidad y estilo propio. ¿Qué más se le puede pedir a esta película? No sé si será la mejor película de Tarantino (tengo debilidad por "Kill Bill volumen 2") pero desde luego es la mejor película del año.

alesio said...

Acá estoy pa. Muy buena reseña, la estaba esperando y concuerdo en todo lo que decís. Una cosa que quiero remarcar es que además de ser una película con mucho "cine" en el plano artístico-creativo, no puedo dejar de pensar que Bastardos es un homenaje al cine propiamente dicho (como es costumbre de Quentin de hacer tributos en sus películas). Es decir, el séptimo arte es el "protagonista" de la peli y esto lo denotan varios aspectos: desde homenajear al cine bélico, al spaghetti western, incluso al cine cómico y luego aspectos mas explícitos como las menciones de los realizadores Riefenstahl y Pabst. Como si fuera poco, Hicox (el teniente inglés) era un crítico de cine, Shossana tiene una sala de cine, Goebbles además de ministro es director, Bridget y Zoller son actores, en fin.

Como bien dijo Vartigmen, y aunque falta mucho, para mí también es la película del año. Lo mejor de Quentin? Y, siempre amé Kill Bill 2 por encima de todas, pero quien sabe, con un par de reproducciones más...

ElChapa said...

Xavier: Me alegra que hayas podido rescatar algo del largo texto. Todo está construido con detalle y para que sea amena la lectura y se puedan rescatar cosas valiosas. El film es, como bien decís, un 'mambo', pero lindo mambo. En cuanto a lo del CineRanking hace mucho que no voy al cine y no tenemos las mismas fechas de estreno, pero veré que puedo hacer.

Pablo: Si eso es lo que está textual, me debe haber faltado una palabra; "no puede ver SU cine". Es que creo que justamente por eso es que no se lo debería criticar. Son opiniones y quise marcar lo de la violencia. Infantil, por supuesto, nadie lo negó. Nuca lo tildamos aquí a Tarantino de "maduro", aunque no sé si llego al extremo de imaginarlo diciendo lo que pusiste de los nazis y Hitler. Habría que hablar con el mismo Quentin que, "dirty boy" o no, marca tendencia. Gracias por el comentario :D

Auche: Me jugó en contra la "arbitrariedad" (entendido en términos de Hayek, no sé si me seguís), pero quizá me excedí un poco con la frase, aunque quise decir SU cine. Por qué no le ponemos un 10 y listo?

Vargtimen: Hace rato no lo veíamos por aquí. Para cuando un coemntario en su sitio acerca de este film? Yo llegué recientemente a la conclusión de que me gustan todos los Tarantino por igual; me gusta él. Si esto es un 8, todo el resto es un 8; y si es un 10, lo mismo. La mejor del año? Sin duda "una de las", con todo lo que destacas.

Alejo: Picarón...te vas a escapar a verla al cine un par de veces más como hiciste con "Slumdog"?? Por ahí no es tan mala idea. Gracias por comentar tan rápido (una grata sorpresa) y por el aporte. Nuestra discusión es la semilla de este dedicado post.

Saludos Sospechosos!

Nico said...

Muy buen informe chapa!! (Y) Acá hay mucha gente que sabe banda de cine. En cambio yo, no tengo tal perspectiva como para poder realizar tal análisis :P Sin embargo estoy de acuerdo, como casi todos, que es una de las mejores en lo que va del año; y la verdad gustó muchísimo.

Destaco lo siguiente: "la escritura de Tarantino sigue a los personajes hasta las últimas consecuencias, no los abandona ni por un minuto y tampoco deja de lado su forma de ser y pensar." lo cual hizo en mi, como en pocas pelis, saber que sucedía con cada uno de ellos, sin dejar pasar un solo detalle.

Nuevamente vuelvo a decir, excelente post man!

"Es una fantasía" XD

Un abrazo y nos vemos mañana!

Saludosss!

Pablo Martinez said...

Gracias por contestar con tan buena onda. Esta bueno que hayas aclarado sobre esa frase que te cité porque quedó como medio mal jej..

Lo de Dirty Boy lo dije por poner un calificativo que se le apegue, como diciendole "picarón" o "travieso" jajaja, pero no le encontraba la onda (comenté muy temprano che, paciencia XD )

Un abrazo Chapa!

Pasate a comentar en mi blog, en mi critica de "The time traveler's
wife".

Saludos!!

PM

J. Schaermann said...

Que pedazo de reseña que te echaste, hermano! Quentin se lo merecía, sin dudas. Lastima que le vaya a servir sólo a los que no la vieron.
Y te felicito especialmente porque cuando escribí la mía me sentí tan abrumado por el cariño que le tengo a Quentin y la imposibilidad de abordar esta película tan distinta que hizo, que me quede ahí, medio estancado...
Gran reseña para una gran película.
Pero me quedo con Pulp Fiction.
Saludos.

Usted said...

Bueno, no sé qué hiciste (o sí, ¡qué buena crítica viejo!) pero en algunos puntos me hiciste cambiar de opinión. Sí, quizás tengas razón, yo fui demasiado crítico y se me escapó que estamos hablando de Cine y por lo tanto es ficción, pero bueno, mi cabeza funciona de una manera diferente, en cuanto a lo crítico.

Aún así sostengo que hayciertos elementos con los que yo no hubiera jugado, pero si vamos al caso, yo no soy Tarantino y si lo entiendo, lo entiendo poco.

Repito Chapa: me hiciste cambiar de opinión porque repensándola me terminó gustando, a ver si me acompañas a verla otra vez!

jb said...

Excelente reseña! Lo bueno de estas cosas es que se le pueden encontrar más y más y diferentes.
Bueno, convengamos que la parodia no es mala ni buena es parodia. Y convengamos también como digo en mi reseña que es lógico que algunos se alteren no les podés negar eso Es que claro que es cine y todo bien, pero no se mete con gabi fofo y miliki se mete con el nazismo. Además, al final queda intereantemente enrdado en la "realidad" La misma negocición de que hablás se dio en muchos casos al final d ela guerra y tipos que eran unos perros zafaron y otros que no terminaron mal (cosa que planetean bien antes que el Costa Gavras y verhoven)
Por utimo, un detalle de goloso: No, el celo no está en "perseguir traidores" Estrangula a la actriz porque sino no puede negociar (se le cae el tinglado la mina no lo permitiría por sus propios intereses) y la estrangula porque si dsipara "levanta la perdiz" y le jode la negociación (jajaja ahora venimos a descubrir que el "loco" Tarantino es amigo de los "guiones d ehierro" jajajaja chistechiste)
Bueno, resumiendo muy buena reseña de una gran película. Saludos nimios :)

ElChapa said...

Nico: Muchisimas gracias. Como te decia el otro dia, aca no importa nada mientras haya una importante pasion por el cine y ganas de discutir o acordar un poco!

Pablo: Pero por favor! Gracias a vos por pasar con toda la buena onda que de eso se trata, pero si hay cosas que resaltar se ponen y se ven..enriquecen la cuestion, y es muy bueno en ese aspecto que comentes vos con toda la furia ;)

J.Schaermann: Sin duda concordamos en que es una gran pelicula, y lo que comentas nos pasa a todos; estar un poco empañados por el amor hacia un director o actor. Es complicado pero uno lo va regulando, ademas lei lo tuyo y dejame decirte que lo sorteaste muy bien. Esta muy bueno!

Usted: No tiene tanto que ver con ser critico como con el hecho de decir realmente lo que genera la pelicula. Yo simplemente digo que con ciertas peliculas hay cosas que no hay que obviar como en este caso. Igual me alegra haberte hecho dar vuelta la moneda un pcoo..eso siempre es bueno para el que escribe.

Facundo: Señor!! tanto tiempo otra vez. Lindo detalle la observacion al final, y si, lei lo tuyo, comente y me queje de no estar entre los links de ese blog (un tema que tiene que verse) pero bueno...asi estamos y seguimos buscandole la vuelta a lo de siempre. Espero que sigas viniendo para aportar lo tuyo, que siempre hace falta..mientras tanto te sigo leyendo por alla.

Saludos Sospechosos!
Mil gracias por la buena recepción!