Tuesday, 27 October 2009

Volver a ver: acerca del efecto de las revisiones y el análisis de dos obras en particular; derivaciones y desviaciones (Especial Parte I)

Hace poco se inauguró aquí la sección “Toco y me voy”, con una especie de reseña del clásico de Kubrick “2001: Odisea al espacio”. Aunque seguramente en algún futuro, de momento no siento la necesidad de sentarme a ver el film nuevamente. Dentro de muy poco el próximo título de la nueva sección será “American Graffiti”, de George Lucas, y la verdad es que aunque me gustó tampoco me dan ganas de volver a experimentarla.

Cúlpenme, pero en general no soy muy fanático de las revisiones. Entiendo que hay ciertas películas que no se pueden apreciar con un solo visionado (“Donnie Darko” se me viene a la cabeza), entiendo que hay otras que nos tocan una fibra personal o nos producen una conexión y no podemos hacer más que mirarlas repetidamente (vi “Sábado” cinco veces en lo que va del año) y no hay duda de que también están aquellas que marcan su presente y futuro apenas las vemos (ahora se me cruza “Smokin’ Aces”, aunque sé que no todos estarán de acuerdo). El futuro, en este caso, es el de no encontrarnos con esas películas nunca más. Todo esto, claro está, va más allá de que el film en cuestión sea bueno o malo.

Algunas veces me gustaría padecer el “Síndrome Goncha”. Es un síndrome que tiene su nombre en honor a mi hermano, y que consiste en el visionado repetido de películas por televisión. Cuando a la misma hora pueden estar pasando cosas que nunca vio, él no se cansa de ver films -a mi entender en calificación de regulares para abajo- que ya ha visto no una, sino varias veces. Matsan también padece el síndrome, que puede tener su efecto positivo en algunos casos, como el de ver buenos films del estilo de “Los piratas del Caribe” una cantidad incontable de veces. Habría que preguntarle a ellos: ¿Por qué? ¿Por qué esas películas tantas veces? ¿Las aprenden a querer más? ¿Les revelan nuevas cosas? ¿Las aprecian desde algún aspecto en particular?

Con la mezcla de esas preguntas yo encaro mis revisiones, que son pocas y espontáneas. Y sí, analizo un poco más, presto atención a los detalles, si son películas que adoro intento buscar fallas. Sin intención alguna, este año me encontré viendo varias veces “Ligeramente embarazada” (aquí mi crítica) y “Juno” (aquí mi crítica). Es obvio que en una crítica relativamente corta uno no llega a decir todo lo que a veces necesita o quiere detallar acerca de un film, y de ahí los análisis como el último de “Bastardos sin gloria”.


Al menos personalmente, estas revisiones no buscadas ratifican lo que una película significó para mí en un primer momento, y me dan la posibilidad de deleitarme ante diálogos y situaciones que verdaderamente son un deleite. Por el tema del embarazo y un género que las une, la película de Apatow y la de Reitman pueden contraponerse. A lo sumo, después de verlas tantas veces entiendo que hay una que apela más primordialmente a lo cómico (la primera) y otra a lo dramático (la segunda), y que de allí la construcción de personajes de cada una está realizada al servicio de esa necesidad. Los personajes de “Ligeramente Embarazada” son hombres grandes a la deriva, casi eternos adolescentes que no hacen nada de sus vidas y ello no les presenta contradicciones; sólo uno, el protagonista, se ve ante un cambio radical por una mujer a la que el embarazo le descoloca su forma de vida. Los personajes de “Juno” son adolescentes que tienen señas de suma madurez, en su hablar y en las decisiones que toman; la mujer con un embarazo que al final del día no suena tan mal y que está dispuesta a asumir casi como producto de un acto de puro amor (el personaje de Ellen Page es sumamente complejo a propósito –siempre lo dejé claro-), el hombre con ganas de formar parte pero entendiendo que es una edad en la que tiene que mantenerse al margen, aunque también sienta ese amor puro que generó el ‘percance’. Los hombres mayores, a diferencia de la inmadurez y relajación del ‘prototipo Apatow’ del otro film, viven con contradicciones constantes, sobre el estilo de vida que llevan, sobre las relaciones personales con los miembros de su familia y alrededores (relaciones siempre imperfectas por principio y multidimensionales para que la imperfección no parezca un estereotipo y quede signada como defecto en el film); tanto que cada vez que uno vuelve a ver el film, se asombra ante la lucidez de las conversaciones que comparten...Todos con todos. Esta lucidez también está presente en Apatow, pero allí más que nada lo que sucede es que nos reímos mucho.


Pronto la segunda parte del Especial!
Y respondan la encuesta!
Saludos Sospechosos

8 comments:

jb said...

jajajajaja
tengo el sindrome d etu hermanooooo! con eplis que ni te imaginas... :P jajajaja
Bueno voté ligeramente embarazada pero tengo que decir que dudé porque juno esta bastante bien también y en el segundo visionado como decís me cnvencí que "ligeramente..." no era taaaan grossa. De todos modos, tengo mis problemas con la teoría-excusa del "segundo visionado"
Saludos nimios!

Usted said...

Sin duda sufro del Síndrome Goncha, hay películas que las veo una y otra vez por televisión y no me canso, especialmente con películas que vos calificarías de regulares para abajo, je.
ME gustó esta revisión, aunque pensé que que ibas a poner algo más, para serte sincero. De todos modos aplaudo la constante búsqueda de nuevos elementos, mi querido Juancito, a ver con qué me sorprendés ahora.

ElChapa said...

Facundo: Vamos con el síndrome Goncha! Le tengo que decir que pase por acá ya que se se sentirá honrado (habrá entrado al blog dos veces en su vida). Así que costó el voto? Bueno, a mí te diría que casi me gustan las dos por igual, aunque me pasó lo mismo que a vos con "Ligeramente...". Me interesan tus opiniones acerca de la teoría del 'segundo visionado'. Excusa? Eso también me interesa ;) YA ME PUSISTE EN LOS LINKS DE "SOY LA PUERTA"???

Usted: Usted sí que es un enfermo, jajaj...El Goncha te debe haber contagiado en el sur. Gracias por el comentario, y tranquilo que la próxima viene algo que te va a gustar un poco más, con más detalle. Hay que mantener al lector interesado, para que también pueda pasar y leer en seguida y no diga "uy, esto lo leo la próxima porque está muy largo"...Pasate dentro de un par de días :D

Saludos Sospechosos!

Dr. Quatermass said...

Yo normalmente es muy raro que repita si no han pasado algunos años. Pero hay excepciones por ejemplo si alguna película me ha gustado mucho en cine y luego repito cuando sale en DVD. Ahora con el blog también he revisado alguna sobre la que iba a escribir, pero son excepción. Pero como dices, conozco gente que se ve las películas montones de veces, cada uno que disfrute el cine como prefiera.... yo obviamente prefiero ver pelis... diferentes cada vez!

Saludos

ElChapa said...

Quatermass: Justamente eso era lo que trataba de decir. No suelo tener las revisiones como primera opción porque prefiero ver cosas diferentes cada vez. Sin emabrgo, hay pelis con las que se hace imposible evitar la revisión (llámese "Síndrome Goncha" o no) y uno las aprovecha para observar otros detalles. En fin, seguimos jugando con eso.

Saludos Sospechosos!

BOEDO said...

No hay cosa màs linda que ver una y diez veces una peli que nos apasiona. En mi caso puntual, soy de recomendar e influenciar a mi gente si alguna peli o serie me volo la cabeza, como me pasò con okupas o 25 watts, entre otras.
Buen blog, aunque no compartimos los gustos cinefilos, nos une la pasion por lo mismo.
www.sebastianvargas-cine.blogspot.com

Dialoguista said...

Yo también tengo ese sindrome, jajajja. Aunque tiene que ser una que me gustó mucho, sino, elijo la que no vi. Pero si soy fanática del revisionado. Si!!!!

ElChapa said...

Boedo: Me sumo a tu comentario y de eso tiene un poco ver este post y el que viene. No me voy a colgar viendo una película que no me apasiona, y la pasión ahí es muy importante. Tengo que revisar tus gustos cinéfilos...tan diferentes somos?

Dialoguista: Vos crees que deberíamos crear una sub-especie? Mirá que somplica porque se confunden ciertas particularidades...el que hace revisiones es un tipo por ahí dedicado a ver el cine, mientras que el que tiene el síndrome...está condenado, para bien o para mal claro.

A ver si ambos se pasan más seguido
Saludos Sospechosos