Wednesday, 16 June 2010

La nada

Nunca los alejamos del cine aquí. Por lo tanto, como muchos de los que vemos pero todos los que escribimos –de cine, por supuesto- soñamos (algunos más que otros), aunque sea en un lugar bien escondido de nuestro ser, con filmar algo, creo que es probable que tenga una historia interesante. Da para un corto, claro, y no para el de un Trabajo Práctico que tengo que hacer para Taller Audiovisual porque no se podría aplicar a los requerimientos de la trama. Aún así, como lo requiere el trabajo en cuestión, se podría decir que es una historia que tiene que ver con las miradas.

Hoy caminábamos después de rendir el parcial de Metodología con Tote (atención que es un individuo que tiene un dilema con su cabella, y que todos los Sospechosos que visiten nos ayudarán pronto a responder), en plena Avenida Corrientes, y vimos a una chica, muy linda. Yo decía que tenía un aire a Kate Hudson, Tote decía que no; yo creía haber visto un piercing que le atravesaba ambos orificios de la nariz, y entre discutir eso y su parecido con la mujer más hermosa del mundo, se empezó a dar el tema de conversación: ¿qué música escuchan las mujeres lindas? Pasa que ella tenía unos auriculares negros y grandes, y estaba muy compenetrada con lo que escuchaba. Se notaba en sus ojos.

Por esas cosas de la vida, tuvimos la suerte (buena, al parecer, en este caso) de que la chica caminara por un par de cuadras casi a nuestra misma velocidad. Durante esas cuadras, no interminables pero que nosotros inconscientemente parecíamos caminar a paso más lento del habitual, en ocasiones ella se nos adelantaba y de a ratos se quedaba detrás. Los hechos visibles eran que estaba inquieta, que miraba para todos los costados, incluso echaba vistazos hacia atrás. No, a nosotros no nos miraba. Es más, en los momentos en los que estábamos bien cerca, hablábamos en un tono de voz normal sobre lo que podría estar escuchando y sobre la actitud general a tomar si a una chica linda le gusta una música que a uno no. Hay gente a la que le gusta la voz de Cerati y no sus guitarras; hay gente que no considera que sus guitarras sean malas y no disfruta mucho de su voz. Y todos, en algún punto, le enviamos fuerza. Estas conversaciones, que son parte de la trivialidad, de cierta “nada” del día a día, pueden elevarse a otros niveles, o no (en “El Pasante”, película que vi este año en el BAFICI –sí, ya lo sé, jamás hice ese especial-, los dos protagonistas recorrían todos los rincones de un hotel y terminaban, por ciertas situaciones, hablando de historias de amor, de conquistas y de histeriqueos...o sea, lo de siempre, que es nada, pero que en ciertas ocasiones cobra una dimensión muy fuerte).

En fin...resulta que la chica, que con la misma actitud y postura acelerada (que se contradecía con la calma aparente y la inexpresividad momentánea de su mirada) regulaba la velocidad de sus pasos, tuvo un leve cambio de ritmo llegando a la esquina de Corrientes y Jerónimo Salguero. Yo no lo vi, pero dice Tote que cruzó miradas con un chico que venía caminando en la otra dirección. No sólo fue una mirada, aclaró Tote al instante, sino que también habían esbozado e intercambiado sonrisas. Entonces al llegar a la esquina, la chica, rubia pero no tanto (por eso también me recordaba a Kate, que en sus mejores películas no está extremadamente rubia), se frenó por completo y volteó su cuerpo, todo, hacia la dirección contraria; hacia el lugar donde, supusimos, se había desvanecido el chico. Nosotros nos encontrábamos muy cerca de ella, a pocos metros. Yo sentí que ella ya había advertido nuestra presencia, pero nosotros seguíamos hablando de todos modos, mientras ella con los auriculares negros todavía puestos congeló su mirada en esa dirección. Y comenzó a caminar para ese lado.
---
¿Qué piensan? Habría que hacer un complejo guión técnico y conseguir un buen equipo de filmación, pero bueno...la idea base está.
---

Sucede que las ganas fuertes de filmar, bien o mal, lo que sea, vuelven irremediablemente al ver primeras películas. Todo se confunde, por supuesto, con ese sentimiento que desde algún lugar nos inventamos los estudiantes en dos momentos claves del año (mediados de junio –AHORA- y comienzos de diciembre) y que está conectado con la dificultad y exigencia que acarrean los parciales. "Nunca fue fácil", también cantó alguna vez el líder de Soda Stereo.


El otro día vi por primera vez “Las vírgenes suicidas”, la ópera prima de Sofia Coppola. Es una película emocionante en todo aspecto, más allá de buena o mala. Transmite, para quien ve mucho cine, el sentimiento de plenitud de hacer una obra propia. Sofia tiene marca registrada, y ver su primer film es comprobarlo. Sus películas son, en alguna medida, desprolijas. La directora deja de lado la belleza visual a favor de la emoción en todo momento, aunque es cierto que no hay ni un plano que genere disgusto. La historia de “Las vírgenes suicidas” inunda, empaña una película maldita, de personajes incomprendidos y personajes que quieren comprender; de un grupo de gente que nunca encontrará las respuestas. No se puede negar la profundidad del guión de Coppola que, basándose en la novela homónima, intenta también comprender un pequeño rincón del mundo, en una época determinada. Dibujando pero nunca trazando grueso (la sensación de ‘desprolijidad’ –llamémoslo así- de la imagen, que va más allá de un mero rasgo de época, ayuda), la escritora/directora usa la voz en off de chicos adolescentes que se enamoraron de cinco hermanas y que hoy desde el presente las recuerdan. Pero a la vez admiten que nunca dejaron de tenerlas en su mente, y que siguen leyendo los diarios que ellas dejaron atrás para sentirlas cerca. El deseo adolescente en su máxima expresión, combinado con una inusitada cuota de bondad debido a una época en la que la religión todavía era a nivel general quizá algo más potente; un tiempo en el que escuchar canciones y repartirlas era una forma única de expresar sentimientos, y hacer el amor en el techo estaba prohibido y se volvía algo verdaderamente excitante; casi pecado. La intención de, podríamos bosquejar, “chicos buenos” (nunca es del todo así; “Las vírgenes suicidas” tiene muchos matices), de querer desentrañar las palabras escritas en las hojas de un diario privado, de poder decir que una o cinco niñas (o adolescentes, o casi mujeres; las edades de las hermanas van de los 13 a los 17) son más inteligentes que los hombres y que estos nunca las podrán alcanzar; de no dudar, plagados de ternura, que ellas lo saben todo y todo lo pueden explicar. Un grupo de chicos enamorados, por cierto, y fascinados sin duda, pero incapaces de ocultar el deseo latente de querer tener a esas cinco mujercitas entre sus piernas. Hay un personaje que Josh Hartnett interpreta espléndidamente y que se encarga de hacer explícito este deseo, lo que no quita que el deseo no esté en todos lados. Y no hablamos únicamente de los hombres. El micromundo que retrata Coppola, de familias tradicionales y cerradas, es un micromundo urgente, en el que incluso las niñas se ven indefensas ante la picardía que les posibilita el hecho de conocer el efecto que tienen sobre los hombrecitos. Por lo tanto, en cenas familiares formales y/o en reuniones de tarde de domingo, los pies se pasean descalzos por encima de las mesas, y Kirsten Dunst brilla (como nunca, como siempre que la vemos al borde de la desesperación) haciendo movimientos por debajo de la mesa para generar incomodidad. Coppola refleja, de forma clara y patente, una urgencia inevitable que, atravesada por sonrisas y amores fraternales en el medio de la adolescencia, esparce ambigüedad sobre un hecho acerca del cual ya conocemos el final. No es fácil de lograr, aunque estar producida por Francis Ford Coppola genere tranquilidad. Su hija le saca el mejor provecho, transmitiendo un espíritu de lo que en el cine se conoce como ‘independiente’, y que si bien nos resulta una definición molesta, sabemos que es un espíritu que provee mucho de estática...mucho de “nada” y poco de clímax y conclusiones que, más veces de las que queremos admitir, son innecesarias.
---7/10 (¿la tomamos como mini-crítica? ¿Qué dicen?)

Finalmente, por haber visto “Las vírgenes suicidas” hace poco, y por estar estudiando sin parar, ayer en un momento de mucha saturación, pude esbozar esta pequeña reflexión acerca de la segunda película de Sofia Coppola, que necesito revisar urgentemente y que siempre recomendaré... Un tipo en el medio de Tokyo que no hace nada. Y una chica en el medio de Tokyo que tampoco está haciendo nada. Y los dos se encuentran para hacer algo que es un poquito y es significativo, pero que en el fondo sigue siendo nada. Eso es "Lost in translation": lo inesperadamente importante que puede ser la nada.

¿Y ustedes qué piensan? Si quieren tómense su tiempo, pero opinen y aporten.

Saludos Sospechosos!

PD: Próximamente, reflexiones sobre la VERDADERA película de la década y cuestiones sobre dilemas capilares.

13 comments:

Pabela said...

Epa! me dejaste atónita! debe ser el artículo más hermoso que leí en tu blog! y eso ya es decir un montón dado lo bien que escribís. Ahora me quedé con ganas de saber qué onda con esa chica!! =) Yo te cuento que no estudio cine pero me encanta escribir desde muy chica y siempre que voy por la calle termino observando mucho a la gente y "haciéndome la película" como quien diría, es algo que hago hace añares y nunca me canso...la mente se me va sola.
No vi la ópera prima de Coppola pero Lost in translation me fascina. Recuerdo que cuando la vi por primera vez no me llegó mucho por esa cosa de que justamente no pasaba nada!, pero un segundo visionado me hizo ver mucho. Cada vez que la dan en la tele la termino viendo. Asique tengo que ver Las vírgenes suicidas que justamente la estaban por dar en cable... me parece que ya la dieron pero ahora me lo voy a chequear!!!

email Galicia said...

Interesante.
Y hablando de las pelis de Sofía Coppola, "Lost in Translation" es una de mis pelis favoritas de la década, mientras que "Las vírgenes suicidas" me parece ya muy buena. Para mi es de 9. Pena que esa gran directora patinara un poco con su última película.

sé de cine said...

Las vírgenes suicidas la tengo pendiente, me encanta Sofía Coppola y te diré que me gustó también María Antonieta aunque no tuvo buena crítica, vale la pena verla aunque sea por su banda sonora.
Por lo que vi del trailer Somewhere promete mucho y me arriesgo a decir que va a ser de lo mejorcito del 2010 que viene flooojo.

urdinez said...

Changui, estás hecho un Richard Linklater olfateando escenas mundanas por la vía pública!
Abrazo

ElChapa said...

Pabela: Muchísimas gracias! La verdad que tus comentarios son lindísimos y no sé cómo agradecértelos. Leerlos es saber que alguien te lee y lo hace con atención y eso me hace muy feliz. Siempre estaré (estaremos), como bien decís, "haciéndonos la película", porque vivimos el cine a flor de piel supongo. Si no es de esa manera, será como alguna vez decía el Bigote, que estemos en algún lugar y se nos venga a la cabeza una escena particular de un film hasta el punto de revivirla por completo. Y bueno, si algún día lo filmamos, genial! Una vez más, aprovecho para felicitarte por "El utilero", pues es muy sencilla y llega al lector/espectador sin excesos. En cuanto a "Las vírgenes", fijate por I-sat y apurate si podés, que es una peli importantísima.

email Galicia: El interesante me basta y me sobra, de alguien que lee bastante y que se encarga de que todos conozcamos qué hay para leer en esta blogósvera. No sé mucho de notas, siempre se me complican. "Lost in translation" me encanta, y la primera película también me gustó, pero un poco menos, y de ahí saco conclusiones. Con pena reconozco que "Maria Antonieta" no la vi, pero intuyo que, buena o mala, tendrá las marcas registradas de la directora. Me equivoco?

Sé de cine: Allí está! Alguien a quien le gustó "Maria Antonieta". Yo sé que no tuvo muy buenas críticas, pero aunque no la vi, sería raro que no te guste la tercer película de alguien cuyas dos primeras películas te gustaron mucho. En cuanto al 2010 no sé bien, pero para "Somewhere" no puedo esperar más.

Urdinez: Querido!! Toco la semana que viene, el viernes.. y estoy jugado como siempre. Te acercás? Viste que ahora promociono los conciertos con carteles de "Before Sunset" y de "Tape".. si me voy a creer Linklater, la hago completa, jajaj

Saludos Sospechosos!

jb said...
This comment has been removed by the author.
jb said...

Sofía Coppola jejeje. Tiene las opiniones divididas.. Bastante. Igual a mi me gusta (un poco) Tiene pasta pero es como si uno esperara que pudiera dar más. De todos modos, comparto que su "marca" es la "Desprolijidad" pero una muy "emotiva" a su modo. Quiero decir, la "emotividad marca cóppola" por momentos (bastantes) parece carecer de sustancia. Es decir, tiene apariencia d e frialdad pero en realidad es bastante fuerte.

Desde ya María antonieta me parece un derrape pero gustos son gustos.
Y Me encantó "Lost in translation" (que por cierto no le gusto a mi socio de blog)
Me encantó con su chsite sobre las publicidades (en guiño kurosawa) y con todo lo que vos resumis en esa excelente frase que tal vez un día tome prestada sobre la inmensa importancia de la nada...
Saludos nimios y muy buen post el suyo
:D

ElChapa said...

Facundo: Ya me extrañaba que no hubieras comentado aquí! Gracias por explayar lo de la desprolijidad, que es más o menos a donde vamos ambos con esta característica quizá tan compleja de Sofia. Yo, repito, no vi "Maria Antonieta" así que no puedo hablar, pero el resto de su cine me genera esto, y desde esa desprolijidad/frialdad que se vuelve emoción, y me llega, me llega mucho. En fin, sería un honor que tomes prestada mi frase para lo que sea, siempre y cuando no olvides citarme.

Sigo estudiando
Saludos Sospechosos

Anonymous said...

Thank you for sharing your thoughts. I truly appreciate your efforts and I am waiting
for your further write ups thanks once again.

My site ... bloodhound is obedient loyal loving

Anonymous said...

Today, I went to the beach with my kids. I found a sea shell and
gave it to my 4 year old daughter and said "You can hear the ocean if you put this to your ear." She placed the shell to
her ear and screamed. There was a hermit crab inside and
it pinched her ear. She never wants to go back!
LoL I know this is completely off topic but I had to tell someone!


My homepage pole pruner saw

Anonymous said...

Everything is very open with a precise clarification
of the challenges. It was truly informative. Your website is useful.
Thanks for sharing!

Have a look at my blog post omron hr-100c heart rate monitor review

Anonymous said...

I've read some excellent stuff here. Definitely price bookmarking for revisiting. I wonder how much attempt you set to create any such excellent informative site.

Here is my page ... veilside rx7 for sale

Anonymous said...

Thank you for every other informative blog. The place else may just I am getting that type of info written in such a
perfect means? I have a undertaking that I'm simply now running on, and I've been on
the glance out for such information.

Take a look at my homepage stop snoring remedy