Thursday, 14 May 2009

Crítica Especial: “Tomates verdes fritos”

Quiero pedir disculpas por la ausencia durante la semana y desde ya pido disculpas adelantadas porque seguramente no escriba nada luego de esto hasta la semana que viene. Se avecina una tormenta de parciales para la que, lamentablemente, no tengo paraguas, así que veremos qué ocurre. Pero lo que verdaderamente ocurre en este momento es que me sentía con ganas de salir de la estructura. Veo y leo tantos blogs que no tienen ninguna idea preestablecida para escribir críticas, pero lo complementan con muchísimas secciones variadas y demás. Como lo mío se remite sólo a la crítica, siempre me pareció justo con el lector Sospechoso el darle una relación a las críticas semanales; una suerte de formato interactivo en el que uno pueda adivinar la película que se va a criticar después de la última que han leído.

En fin. Hoy es un día particular porque comienza para mí esta preparación para la tormenta mencionada, que intentaré cumplir al pie de la letra (si es que eso significa algo). A la vez, es uno de esos días en que lo único que quiero (aunque no pueda o no lo haga) es sentarme a ver una película que me llene el alma de alegría. Sí, sé que la expresión es exagerada; pero hay películas que realmente tienen esa capacidad. La película que veremos hoy, que se llama “Tomates verdes fritos” y va bajo el título de crítica especial pero que será también etiquetada como “Rareza de la semana” (una rareza de la semana adelantada), tiene un poco de eso y algo más.

Espero que se haya entendido a donde quiero llegar. Este film deberían tenerlo en sus casas (que bien que hace Nati Gregorietti) para mirarlos en algún que otro momento un poco raro, difícil de explicar. No sé si es cierto, pero dicen que hay películas para cada cosa…

La crítica de “Fried Green Tomatoes”, a continuación.

“Fried Green Tomatoes”

No hay otra manera de ponerlo: hay películas que simplemente te hacen sentir bien. Estos son films razonablemente llamados, en inglés, "feel good movies". Pueden verlas, pasar un buen rato y olvidarse todo acerca de ellas; "In good company" se me viene a la cabeza. Otros films también nos hacen sentir bien pero también dejan una impresión, debido a los memorables personajes que contienen y que queremos mantener cerca del corazón; "Barbershop" es el ejemplo perfecto. Pero también hay 'feel good movies" (damos por entendido el término) que rompen su propia norma, arañan la superficie en busca de algo más y lo encuentran: dejar un mensaje.

"Fried Green Tomatoes" de Jon Avnet cuenta una historia sencilla, la que David Lynch esperó tantos años para contar (leer aquí un memorable post de José Barriga). Basada en un libro de Fannie Flagg, la película nos presenta a Evelyn Couch (una sensacional Kathy Bates), una mujer en plena crisis adulta que está visitando a la tía de su marido Ed (Gailard Sartain) en un asilo de ancianos. Pero esta tía no la quiere, le tira cosas y Evelyn se tiene que sentar afuera a esperar. Y así aparece una dama de 83 años que parece tan llena de vida hasta el punto de la envidia. Ella es Ninny Threadgoode, interpretada por Jessica Tandy como la más cariñosa, comprensiva, amigable, adorable mujer que podrían conocer.

Es de sus labios que escuchamos la historia principal, en una película que contiene muchas historias. Porque todos tienen una historia, y a veces dos personas comparten la misma historia y nadie puede imaginarlas en diferentes contextos; como es el caso de Idgie (Mary Stuart Masterson) y Ruth (Mary-Louise Parker). En dos actuaciones fantásticas que dependen una de la otra, Masterson interpreta a Idgie como una chica rebelde que lentamente entiende lo que el amor verdadero y la madurez significan; mientras que el trabajo de Parker representa exactamente lo contrario. Al comienzo, vemos a Ruth como una mujer callada, cautelosa (siempre una dama) que sigue las reglas de la Biblia de memoria y, con el pasar de los años, parece soltarse y, sin olvidar nunca sus valores, empieza a vivir un poco más libremente aferrándose a quienes más la quieren.

Estos no son estereotipos sino descripciones básicas, bosquejos, de dos personajes que irremediablemente se meterán dentro de ustedes a medida que crecen juntos en el tiempo. Lo mismo con la historia, que quiero que descubran. Haciendo uso de un recurso clásico como la narración, Avnet deja que el personaje de Tandy nos lleve atrás en el tiempo hasta el mundo de Idgie y Ruth. Es un hermoso mundo, un pueblo pequueño y hermoso y un hermoso Café donde estas mujeres sirven tomates verdes fritos que Avnet también muestra y filma de modo clásico. La música, de Thomas Newman, también es clásica, no invasiva en algún sentido.

No hay riesgo en lo que vemos en pantalla, y tampoco lo hay en la historia; el relato es predecible y la subtrama de 'intriga' que contiene podría haberse resuelto de otra forma. Pero Avnet arriesga todo en un aspecto, y allí donde su película triunfa: confía plenamente a sus actores principales (sus cuatro actrices protagónicas, más precisamente) la creación de los personajes acerca de los que les conté; y los actores responden, haciendo que cada palabra suene verdadera.

Es por esto que no cuestionamos que los personajes cuenten la misma historia tres veces, nada se siente como un cliché; es por esto que la conexión que Evelin tiene con dos personas que jamás conoció es intensamente real. Podrían preguntarse, luego de todo esto, de qué mensaje estoy hablando. Es bastante simple de hecho: que la amistad todo lo puede, la amistad supera todas las adversidades; los amigos que conocemos en el camino nos convierten en lo que somos.

Hay tantas películas que se pelean, con ellas mismas (o con los demás) para transmitir ese simple mensaje y nunca lo logran. "Fried Green Tomatoes" lo consigue y todavía, generosamente, deja algunas cosas sin decir para que nosotros meditemos; y nos hace sentir bien; y nos hace querer comer estos 'tomates verdes fritos', sean lo que sean.

---8/10

PD1: Nunca hay que dejar pasar la posibilidad de poner la foto de una mujer hermosa cuando se presenta...Mary-Louise Parker.



PD2: "Gran Torino" venció en la encuesta pasada...Gran película.

PD3: Sí, creo que estoy enamorado de esa mujer.



Saludos Sospechosos!

8 comments:

Urdinez said...

Es una peli que quiero verla hace años, tengo el recuerdo de mi vieja hablando maravillas de ésta pelicula.
Un abrazo Changuira

"di ais ci vi mari", que en yugoslavo quiere decir "alquilo cuatriciclo por hora"

Damián de Haedo said...

La peli la vi hace mucho, y no enganché demasiado con su onda. Pero coincido con la Parker. Esa chica tiene algo perversito que me encanta...

Mariano said...

Tanto la película como el libro me encantan... ah y los tomates verdes también.. pero nunca los probé fritos :P (por cierto, en el libro hay un ápendice donde te dicen como preparar ese y otros platos jaja.. nada q ver con el post, pero bué..)
Muy buena crítica, coincido con la nota, y con lo de la Parker también.
Saludos""

Anonymous said...

he visto ayer en esta película, y ha convertido lo que iba a ser una aburrida tarde de domingo en la tarde más tiena de la semana. Ha subido al top ten de mis películas favoritas. Y ha convertido a Jon Avnet en uno de los directores que más me gustan, no se si conocen otra película suya: La Guerra (con Kevin Costner), igual de sencilla, tierna y emocionante...

ElChapa said...

Anonimo: Que lindo que comentes en una critica vieja...Me alegra que te gustara la peli, debo ver esa que mencionas entonces. Sigue pasando y la próxima deja nombre.

Saludos Sospechosos!

Anonymous said...

Hola acabo de ver la pelicula y me gusto, ya quedo dentro de mis favoritas

Eduardo Steiner said...

trovadores

Anonymous said...

La relación entre Idgie y Ruth no es solo de amistad. Ruth estaba enamorada de Idgie, por eso se aleja y se casa con Frank, porque su educación no le permitía aceptar esa situación. Pero al Idgie "rescatarla" de su vida oscura con Frank, pareciera aceptar y se dedicó a ser feliz cerca de Idgie. Esto se refleja claramente en el libro, mas no en la peli. Me imagino porque la peli es más comercializable que el libro y el tema aún es tabú para muchas personas.