Tuesday, 12 October 2010

Mini mini-críticas? Pasen y vean (2)

Ver una película que, por alguna razón, sí se estrenó en cine aunque ya estaba en DVD, permite reflexiones también interesantes. "Hombre Solitario", de Brian Koppelman y David Levien, escrita por el primero, es un film de aire clásico. No es una referencia a la época del cine (más bien la trama se ocupa de algo bien moderno), sino a cómo se lleva a cabo; con bastante clase. Los planos tienen un andar elegante, poco vistoso, y con esa misma sobriedad se manejan las conversaciones y diálogos del film. Llevo tiempo comentando que no quiero decir esta frase que suena tan de vieja, pero resulta que "Hombre Solitario" tiene 'muy buenos diálogos'. También es clásica en su elección actoral. Michael Douglas a la cabeza, Susan Sarandon como su partenaire; la participación de Mary Louise Parker (una hermosa actriz con muchísima clase), la presencia de Danny De Vito; la inclusión de una actriz como Jenna Fischer, que maneja muy bien la emoción (verla en "Rocky Balboa"). No menos importante es la participación de tres actores jóvenes del circuito independiente, capaces de construir personajes inteligentes y vulnerables en poco tiempo de pantalla: Jesse Eisenberg, Olivia Thirlby e Imogen Poots. Es un fino elenco, contenido, medido, en una película que, creo, está libre de excesos. Si bien el protagonista es una figura muy fuerte y quizá estereotipada (el hombre grande que siempre fue egoísta e hizo las cosas mal, dañando a sus seres queridos, y ahora busca una nueva oportunidad), Douglas lo vive al máximo y su convicción elimina las dudas del espectador ante ciertas acciones del personaje: una piña un poco infundada, su presencia desubicada en fiestas universitarias, sus frecuentes olvidos y maltrato general para quienes lo apoyan...Es un hombre que ha vivido mucho y no está tan seguro de haber aprendido de sus errores. Es defectuoso, lo sabe, y sin embargo hace lo que puede para repartir su sabiduría a quien lo quiera escuchar, porque sigue siendo, con más de 60 años, un hombre egocéntrico y confiado que coquetea con mujeres de 20 y le ruega a su nieto que lo llame "capitán" en vez de "abuelo". La fuerza de la actuación de Douglas arrastra positivamente un film noble que prefiere proponer situaciones y meditar sobre ellas sin tanto alarde antes que correr en busca de una "resolución". Koppelman y Levien no colocan en la película algo que esta no pide y, como elemento 'mainstream', son un poco obvios -desde el diálogo y la imagen- en el planteo de la ambiguedad sobre el final. No les resta mérito.
---8/10

"The expendables" es el último grito de batalla de Sylvester Stallone. Un grito que habla por todos aquellos actores de acción que durante los 80 y los noventa se hicieron con un tipo de cine que nunca fue respetado. Con los años, algunos intentaron darle más prestigio, otros lo pudrieron. El punto en común es que la mayoría eligió centrarse allí, en ese mundo de músculos y disparos, para tratar de mantenerlo a flote con respeto y calidad. Allí está Dolph Lundgren, el Ivan Drago que Rocky tuvo que vencer en su cuarta entrega. Allí está Jet Li, el actor oriental que a base de batallas se hizo un lugar en la industria americana. Allí está Bruce Willis, el pelado duro de matar que hoy en día es, en sus mejores momentos, un sorprendente actor de carácter. Allí está Mickey Rourke, pieza fundamental de una generación perdida; la búsqueda eterna de un regreso con papeles que piden redención y que en el caso de "The Wrestler" llegaron hasta la carrera del Oscar (lo que importa para Rourke actor es el tipo de papel, que aquí tiene ese mismo aire de héroe destruido que tenía en el film de Aronofsky y en "Sin City", de Rodriguez). Y así también se aparece Stallone, en su figura de director/actor/escritor. Stallone siempre buscó un poco más de prestigio, y es cierto que se le complicó más que a otros. De este modo, ante la comprensión de esa situación -y como lo fueron sus últimas "Rocky" y "Rambo",- sus 'indestructibles' no sólo es la defensa, lo más estilizada posible, del género que lo hizo mundialmente famoso. Es algo que él necesita decir, por más que muchas cosas le salgan mal. Stallone, a quien considero un excelente guionista, necesita expresar que entiende y conoce el género que lo ocupa, y más. Entiende también que no llegará al nivel artístico, de consenso y premiación que alguna vez tuvo su boxeador antológico. Aún así, sale a la carga en esta ocasión con más exceso que de costumbre. Su última Rocky no lo necesitaba; le bastaba con los momentos medidos de emoción contenida, siempre cursis como solo él los puede lograr. Pero "The Expendables", más allá del planteo obligado y simple, a la larga predecible, de su historia, tiene todo: el momento de amistad cursi, el momento de amor/protección -tanto del lado de los buenos como de los malos-, el discurso del héroe avejentado, las peleas con puños, las peleas con armas, las explosiones...Se va al carajo, es cierto, y el film termina siendo, como decía Juli Rodriguez, "tacky" (chabacano, grosero). Pero, qué se le va a hacer? El Stallone que a mí me gusta, también como actor (sí), no conoce otra manera. Hay que preguntarse por último: Stallone se ríe de sí mismo? No sería justo decir que sí pues nunca lo hizo (y por eso Steven Seagal -el único de los "duros" de acción que verdaderamente da risa- y Jean Claude Van Damme -que entiendo que sí se rió de sí mismo hace poco- no podían ser parte de un proyecto como "The Expendables"). Pero lo que sí hace es tomarse la industria cinematográfica y el rol que él ocupa allí con mucha ligereza. No hay otra forma de comprender la inclusión en el elenco de Jason Statham, un verdadero "duro" moderno que desde que entró en la escena de la acción jamás se ha autoparodiado pero siempre, para bien o para mal, se ha literalmente "cagado de la risa". Statham es un actorazo y aquí se roba la película, porque así tiene que ser. Entonces con las escenas cómicas de preciso timing entre Statham y el director/actor/escritor; más el comentario actual, cómico y bien manejado que tiene que ver con Schwartzenegger; más la muestra entendimiento de Hollywood que es, en general, su más reciente película, es Stallone, necesariamente soberbio, quien está en algún lado diciendo: "Yo ya las hice todas; les doy mil vueltas y de acá no me saca nadie".
---7/10

Luego de tanto pensar y descargar un poco, concluí que sólo había visto un gran film (que feo suena eso a veces) en este período bastante inactivo. Pero lo dejamos para la próxima.

SALUDOS SOSPECHOSOS!

5 comments:

grillo said...

por problemas con el blog me mudé a http://elperiplodelgrillo.blogspot.com/

ElChapa said...

Ay Grillito, Grillito: Ya tengo 4 blogs tuyos en los links, no podemos seguir así, transportándonos tanto por la blogósfera nos vamos a perder ;)

Un comentario sobre el post no podía haber, no?

Abrazo Sospechoso

Giacinto said...

Hola.
Con respecto a The Expendables no tengo ningún comentaria pues no la he visto.
Y pues con Solitary Man en parte de acuerdo con lo que dices. Aunque mi perspectiva del personaje protagonico fue un poco (a mucho) diferente. Me llamo la atención lo que mencionas de los planos "elegantes", pues siempre me pareció que eran un poco timidos y seguros. Sin ninguna apuesta o riesgo a tomar.
Y no se, a mi me pareció una película un poco repetitiva. no comparada con otras películas, sino dentro de ella misma. Un Gran punto a favor es que no es predecible, te puedes hacer mil hipotesis del final, peor no creo que hallas predecido ese de la pelí (un poco en el limbo, pero malo no es).

Saludos,
Giacinto

ElChapa said...

Giacinto: Por favor pasate cuando veas "The Expendables". En cuanto a "solitary man", hay que entender que se puede querer decir con 'elegante', porque yo no me refería a algo arriesgado, sino a algo más bien con clase (por eso mismo puse también esa palabra para reforzar el argumento). Creo que de eso la película tiene mucho en líneas generales. No sabría lo de la repetición, pues reconozco que el personaJe me atrapó y me encontré siguiéndolo en todas sus desventuras; y tampoco creo que el final sea malo, sino que es como que "está ahí y es lógico que esté de esa forma". Esto va más allá de lo predecible o no. De hecho, estoy de acuerdo en que no es predecible, pero algo puede ser impredecible y/o ambigüo y aún ser obvio por no dar lugar a mucho más que a esa clara ambigüedad.

Visité tu blog.. me hice seguidor.
Te espero de vuelta por acá

Saludos Sospechosos!

Giacinto said...

Lo de con clase es realtivo, una película puede tener planos arriesgados, hechos con clase. En ese aspecto me pareció una pelí muy amateur. Todas las apuestas de la película estan en que te concentres en el personaje protagonico, bien lo odies o lo ames.

No me mal interpretes, a mi la película no me pareció mala. Lo contrario me parece una película de la que puedes sacar algo y la cosa.
Pronto postearé una crítica de ésta pelí.

PD: Cuando vea The Expedables me doy una vuelta.

SAludos