Tuesday, 13 November 2007

100

Cumplimos 100 posteos! Podría extenderme muchísimo con esto, pero no me parece adecuado. A los que me conocen bien, ya saben lo mucho que me encanta escribir; de hecho, en este momento me debato entre el estudio de letras o periodismo ya que, como tantos otros, no sé en donde volcar la pasión por la escritura.

Pero dejando eso de lado, hace ya 8 meses (sí, ocho) que empecé con esta idea del blog de las críticas de cine y me comprometí a hacerlo por mí, sin importar que mucha gente lo leyera. Sin embargo, alguna gente comenzó a entrar seguido y la verdad que es lindo saber que uno escribe para alguien. Por esta razón, agradezco a todos aquellos que estuvieron desde el comienzo y a los que se fueron sumando a esta travesía.

A estos últimos les voy a dar una semana para que revisen (si tienen ganas) posteos viejos que se hayan perdido y que tal vez les sean de interés, porque tampoco 100 es tanto. Dicho esto, se viene una nueva etapa en “Los Sospechosos de Siempre”; de momento el Matsan está juntando algunas ‘taglines’ (no muchas, tranquilos) para ver quien se atreve al desafío…Va a ser un “renacimiento” clásico (que oportuno, no?) del espacio.

Para terminar, los dejo con la crítica de la película que honra y que dio vida a este blog, “Los Sospechosos de Siempre”; mi película favorita.

La crítica de “The Usual Suspects”, a continuación.

“The Usual Suspects”

Pregunta: Cómo se critica a una película perfecta? La vida y la experiencia me dicen que “Los Sospechosos de Siempre” no es nada más ni nada menos que eso y por lo tanto es difícil buscar un lugar por donde empezar. Por esto, he decidido hacer no algo tan marcado como una crítica, sino algo más como un ‘recuento crítico’ (algo así como el ‘Analizando Clásicos’ de “Paris, Texas”) de este film que me ha marcado la vida. Espero no extenderme mucho.

“Mi deseo es que nadie entienda lo que está pasando hasta el final, que nadie sepa nada; si eso sucede, todo será un gran truco de magia bien construido”. Esto dijo Christopher McQuarrie, el guionista de la película, al tiempo de su lanzamiento hace 12 años. Hay que decirle que su deseo ha sido cumplido, porque definitivamente es imposible descifrar el misterio que el film presenta.

Tan sólo 26 años era la edad que McQuarrie tenía cuando la película se rodó. La misma edad tenía Bryan Singer, el talentoso director de impecable ojo narrativo. Poco sabían que su proyecto soñado se convertiría en un clásico del cine. Lo que menos quiero es mencionar estadísticas, pero aunque muchos críticos la despreciaron, el film figura en el puesto número 20 de las 250 mejores películas de la historia en IMDb.com; donde el número uno lo ocupa “El Padrino”.

La frase que escribí arriba de McQuarrie es parecida a la forma que tiene de escribir un guión. “El mejor truco que el diablo hizo fue hacerle creer al mundo que no existía”. Anótela si quiere usted, aunque si se pone a ver la película no desespere porque va a querer anotar mil frases más. Es tan amplio el conocimiento que McQuarrie tiene del lenguaje policial y criminal, de las relaciones personales y de las situaciones tensas que pueden generarse en un cuarto de interrogación, que uno queda maravillado.

Que suerte que a mi me importan mucho los guiones y que éstos concuerdan con mis películas favoritas casi siempre. El guión de “Los Sospechosos de Siempre” es uno de los mejores que escuché en mi vida, y yace junto a guiones ‘originales’ (el de “The Shawshank Redemption” es adaptado) en un limitado grupo junto al de “The Truman Show” y el de “Gladiador”, entre algunos más. Hay que destacar que McQuarrie se ganó el Oscar por su trabajo y luego no hizo más que escribir y dirigir un film independiente. En esta década no ha escrito nada completo, ¿pero quién necesita trabajar cuando el primer trabajo que hace es el mejor de su vida?

Puede que exagere, pero su guión es insuperable en su género, pero más que todo en su género específico. ¿Por qué? Porque además de toda su inteligencia, cualidad de impredecible, estructura lineal pero cambiante y construcción impecable de personajes, tiene una característica que lo pone por encima de los demás. Y es obvio que no hablo de los demás de toda la historia, pero sí de los demás existentes en ese tiempo y los que vinieron después.

Hoy vemos películas que pretenden engañarnos con trucos de cámara y ‘twists’ (como a mí me gusta llamarlos) al final de sus historias, con la simple intención de sorprendernos aunque la sorpresa no tenga sentido; pero en el trabajo de McQuarrie sí lo tiene. Todas las acciones de los personajes del film están justificadas, todo ‘cuaja’ (no hay mejor palabra) si se presta la suficiente atención y, aunque uno se sorprende, no existe lugar para dudas. En otras palabras, y como ya no se da nunca, “disfrutamos de haber sido engañados”.

Esa frase del diablo que cité recién la dice Verbal Kint (Kevin Spacey), quizá el personaje principal de esta obra maestra. Kint es interrogado por Dave Kujan (Chazz Palminteri), un agente de aduanas que está obsesionado con un criminal que ahora aparentemente se pasó al mundo de los negocios limpios (por ponerlo de una manera). Este es Dean Keaton (Gabriel Byrne), quién, junto a Fenster (el gran Benicio Del Toro), McManus (Stephen Baldwin), Hockney (Kevin Pollak) y el mismo Kint, es puesto en una línea/ronda de criminales por la sospecha de un crimen…Esos son “los sospechosos de siempre”.

A partir de ahí, Kint le cuenta a Kujan todo lo que aconteció luego de este encuentro en la ronda, que llevó a las cosas que ustedes presenciarán en la película. Entonces entra en juego el ojo de Bryan Singer, quién, como los grandes directores, aprecia la narración. La mayor parte de “Los Sospechosos” es narrada (al igual que “The Shawshank Redemption”, es imposible no mencionarla), y Singer traduce todas las palabras en imágenes claras y creativas que son dignas de admiración.

Las actuaciones son todas formidables (hay algunas que no mencioné como las del ‘eterno secundario’ Pete Postletwhaite; ojalá algún día pueda hacer una semana sobre él), pero las que más resaltan sin duda son las de los dos que se confrontan durante todo el paseo; Palminteri y Spacey. Palminteri está lleno de furia y de inteligencia mientras intenta ponerse por delante de Spacey. Pero ese gran actor que es Spacey, incluso haciendo de discapacitado, parece tenerlo todo resuelto.

Durante ese tiempo Spacey no era tan conocido. Sin embargo, el rol de Verbal Kint fue escrito con él en mente y le valió un premio de la Academia como Mejor Actor Secundario. Vieron que no puse muchas estadísticas, pero pocas veces el Oscar otorga dos nominaciones a una película y ésta gana ambas. Sucede con una, o más de tres, pero no con dos…

Háganme un favor…No. Háganse un favor y alquilen “Los Sospechosos de Siempre”, la razón por la que escribo hoy para ustedes y una razón que los puede inspirar a ver mucho más cine, que siempre es bueno. Hace falta decir que esta peli tiene un 10?

Hasta muy pronto Sospechosos…Seguimos!

9 comments:

alesio said...

alto historial estas cosechando..
vos postea que yo sigo leyendo, walter

Anonymous said...

felicidades por los 100 posteos!
ya comentaste The Producers?
Ramone

ramamamam said...

chapaa, al fiin loco, estaba esperando, y bueno coincido con vos, y mira, para los uqe no la vieron, cuando la vean, apenas termina, van a querer verla de vuelta y analizar todo, y todo va a encajar, a mi me paso eso, y despues aproveche que estaba en el video barata y la compre a 3 pesos, bueno chapa un abrazo, espero que nos veamos asi seguimos la charla larga,

un abrazo

rama

ElChapa said...

Quer�a escribir rapidamente para agradecerles much�simo a todos por el apoyo durante todo este tiempo...Quiero seguir y espero que me acompa�en y que se sumen mas!

Rama, lo �ltimo que vi en el colectivo..."Incorregibles"...Basura nacional! Tan mala que ni siquiera puedo escribir!!

Saludos

Anonymous said...

felicitaciones hijo!!! voy a ver si me pongo las pilas y alquilo la peli!!

vamos por los 200 posteos entonces!!

Shorty

Anonymous said...

1oo, que ralladura ¿no?
vi esa peli porque me imagine de donde venia el nombre del blog
que jarana...!
lo seguiremos
julio a.

Popurrí said...

Caballero, hete aquí este popurrí en respuesta a su visita por el blog del mismo nombre.

¡Cuánta razón tiene! Como espero mis lectores (si es que tengo alguno) halla notado, hablo de mi fiel guitarra, tan querida como el piano para usted, supongo (o debería decir teclado?)

En cuanto a su pregunta, todo lo que figura en el blog es de mano propia, a excepción de dos o tres cosas (como "Sueños" de Nurit Engelberger y alguna cosita de Cortázar o Borges). Incluso en el caso de los dos unbekkants es cosa mía, solamente que decidí ficcionalizarme.

Espero continuemos con estas recíprocas visitas, para provecho de ambos.

¡Suerte! Nos estaremos viendo donde nos lleve el viento

pancho said...

muy bueno chapa. segui escribiendo!

Santi said...

Grandísima película que merece todos los halagos. Sin duda la mayor masterpiece de Bryan Singer y Christopher McQuarrie, (aunque "Valkiria" es uno de los peliculones del año).

Como bien dices, es perfecta, sin más.

¡Un saludo! Excelente blog.