Wednesday, 29 October 2008

Lo impredecible de la expectativa

Como para dar tono, espero que la expectativa luego de mi ausencia no sea tan alta. Les dejo unas fotos aquí debajo, del proyecto que, entre otras cosas, generó mi desaparición reciente. Una comedia musical (que salió muy bien por cierto) en la que actué, canté y-para los que no puedan creerlo-bailé. “Noche de premios” se tituló y la escribió María Vicens, una que de vez en cuando derrocha sabiduría por este espacio.

Pero a lo nuestro. Uno, por más que intente disimularlo, espera aunque sea algo mínimo de una película. Si bien yo (y mucha gente) digo que todos los films nacen iguales y hay que darles la misma cantidad de posibilidades de que nos gusten, hay algunos casos que por tal o cual razón hacen una excepción. Lo que quiero decir es que resulta inevitable no esperar algo de ciertas películas antes de verlas. En mi experiencia personal, a esta altura sería muy difícil imaginar una película verdaderamente mala en la que participe Johnny Depp; y tengo mis razones.

Esto varía en cada uno, y hay personas que no dudan en ir al cine a ver las películas de sus directores favoritos y hasta se convencen de que son buenas por más sw que a veces esto no sea así. Yo con el tiempo he aprendido a juzgar las películas individualmente, más allá de los factores que contienen (elenco, director, guionista, etc.), pero esto no quita el irremediable hecho de ‘lo que uno espera’, y la cualidad de impredecible del mismo.

Lo que estoy planteando se puede dar en cualquier momento, con cualquier película y con cualquier género. Esta semana, tres películas de género similar pero que vi por pura casualidad, hablan de una espera instantánea y poco meditada que llevó en cada caso, a resultados inesperados. Comenzamos con “El diablo viste a la moda”, film que por su reparto de representantes intachables parecía una buena opción pasajera.

La crítica de “The Devil Wears Prada”, a continuación.

“The Devil Wears Prada”

Que Meryl Streep hay sido nominada al Oscar por un papel en una película como “The Devil Wears Prada” habla simplemente de su talento único como actriz y los largos años y experiencia en el negocio para elegir los mejores personajes para interpretar. El año en cuestión yo hubiese preferido que la nominaran por “A Prairie Home Companion”; hubiera sido un tributo a Robert Altman. Pero es cierto: la presencia que tuvo allí no puede compararse con la que tiene como este diablo.

Miranda Priestly es el nombre del no humano (es la mejor expresión que se me ocurre) que intepreta Streep. Para su suerte, la película deja muy en claro que Miranda no es humana y constantemente encuentra un nuevo ejemplo para que podamos verlo en pantalla. Entonces, cuando Andy (Anne Hathaway) llega para ser la nueva ‘segunda asistente’ de este diablo, un trabajo por el que aparentemente “millones de chicas matarían”, deja muy en claro que no es más que un trabajo común y corriente para ella, porque se toma el trabajo en serio y quiere ser periodista.

Así y todo, Miranda despiadadamente le encaja un montón de actividades que ni la mente más prodigiosa podría recordar instantáneamente; y simplemente se las dice a Andy. Así es como funcionan las cosas en “Runway”, la importante revista de moda donde Miranda es la reina. Emily (Emily Blunt), la ‘primera asistente’ del diablo (sí, tiene dos, claro), le da a Andy una explicación de la rutina en su primer día. “Vos sólo quedate en el escritorio y atendé el teléfono, no te muevas si yo no estoy acá”. “Pero si quiero ir al baño?”, le pregunta Andy. “No podés; una vez una chica se cortó el dedo con una engrapadora y tuvo que quedarse porque el teléfono estaba sonando”.

Dos días más tarde, Andy sale para su recreo de almuerzo de 15 minutos y cuando ha elegido su comida, Nigel (Stanley Tucci, en uno de esos roles que le quedan perfectos) se le acerca y le dice que la deje, porque Miranda llamó y siempre llega 15 minutos antes. Cuando Andy llega a la oficina, Emily le grita porque tenía que hacer pis y se había estado aguantando diez minutos. Esta gente no puede ni comer y hablan casi como estoy diciendo que lo hacen.

Lo que pasa es que Andy usa suéteres viejos y polleras largas y feas que a su novio (Adrian Greiner) le encantan pero que no tienen la clase suficiente como para trabajar en una revista de modas. Además, a ella no le interesa la moda y lo dice en voz alta, lo que al parecer es un crimen. En una escena, Miranda mira con atención uno de los suéteres de Andy y le da una lección acerca de su origen y de cómo se relaciona tan profundamente con la moda. Ese discurso de un minuto, sólo ese, vale la nominación al Oscar de Streep; porque en el mundo sin corazón del film, no demuestra tener corazón alguno.

No leí la novela de Lauren Weisberger, pero Aline Brosh McKenna ha adpatado un trabajo que culminó en un guión que no tiene ningún sentido de la realidad. Repito: una persona no trabaja así, una persona no habla así, no vive así y no hace y dice estas cosas. David Frankel dirigió el film de igual forma; mostrando los millones de trajes de diferentes que ofrece el diseño de vestuario y filmando cada evento nocturno con glamour y estilo. No ayudó; me di cuenta por completo cuando la película introdujo un personaje totalmente de ensueño y alejado de la realidad interpretado por Simon Baker.

Todo el elenco es sobresaliente y lo saben ellos; hay actrices británicas talentosas y jóvenes; hay una Anne Hathaway que cumple y demuestra ser más que un vehículo; y por supuesto, Meryl Streep. La línea de la trama tiene un punto de inflexión y luego de eso se vuelve vergonzosamente predecible…Por suerte ocurre cuando ya no nos importan un carajo estos personajes.

---5/10

LO QUE FUE NOCHE DE PREMIOS (O UN POCO DE ELLO)




10 comments:

jb said...

La verdad, no es que estè mal hecha, ni que Streep no estè bien ni que Tucci no lo estè ni que todos esos momentos que mencionàs no sean buenas. El problema es que esa "previsibilidad" de que hablás. Se ve venirdesde el tìtulo ya que todos sabemos cuàl es la tarea del diablo por excelencia y la crìtica, parafraseando a la mangosta, se queda en la peurta de los oportunistas
Saludos
Esperamos las otras

jb said...

o habìa visto las fotos...

Popurrí said...

Pueden ser que tengan razón en lo que dicen, los dos, pero no me imagino esa película hecha de otra forma. Tenía que ser exagerado y todas las escenas tenían que hacerse con una soberbia absoluta, si no enfatizaban, para mi, hubiera quedado mal. Esa es la idea, la personificación del diablo (curiosamente mujer), la dureza, la crueldad, ese carácter no-humano.
Lástima que no pude ir Chapita, ya me contarás vos o quizás tu madre en Inglés (y safo de algún writing :)

Paz!

jb said...

Puede ser, puede ser, sí.
Chapa: Pasaste por mi última entrada (y ahora no me vas a venir con que no entendés, je)
PD: A ver cuando salen de gira (sin gira no hay teatro...)

Popurrí said...

Vi las fotos en facebook.. ¿qué hacías en cuero pa? Jajaja muy bueno muy bueno

ElChapa said...

Facundo: Es un poco cierto lo que decís, pero también hay veces que uno siente que lo toman por boludo, y le cuesta creer, y se complica aún más cuando no se conecta con los personajes...Me pasó un poco esta semana con "La cámara oscura"; interesante peli nacional.

Grillto: Interesante aporte como para contrastar un poco. Era algo en lo que había pensado, pero siguiendo con lo de arriba; no puede ser para tanto!

Con lo de la obra, será la próxima..

Saludos Sospechosos

jb said...

Aclaro por las dudas: Lo de "La crítica se queda en..." era por la película, no por tu crítica. La peli amaga con un planteo "crítico" que desbarranca.
Asi que viste "la cámara oscura" Y que tal? Todavía estoy dudando: Por un lado em llama y por otro dice "no, no"
Saludos

Vargtimen said...

"El diablo viste de Prada" es muy flojita y previsible.
Aparte de eso, no acaba de convencerme Anne Hathaway y Meryl Streep podía invertir su tiempo en hacer algo con más consistencia.

ElChapa said...

Facundo: Gracias por la aclaración!

Vargtimen: Otra vez de acuerdo...ya se volvía a extrañar su ausencia. Prontito tendremos algo de cine Español, que te parece?

Mafa said...

Hola Chapa por suerte antes de publicar se me ocurre pasar a ver si les hiciste la crítica a Devil wears Prada, y ahora no se me ocurre qué otra relacionada con la moda. Si se te ocurre a vos mandame un mail con la lista de críticas y te pongo los links. Para Zoolander me olvidé de tí, sorry, pero Cinelegancia seguirá y será un gusto mandar la gente a leerte.
"Gia" puede ser una pero es bastante viejita. tú dirás
¡Saludos!