Saturday, 11 October 2008

Peticiones

Se terminaron los parciales de esta primera etapa de la segunda etapa en la UBA. Un saludo a los compañeros que lean esto y mis felicitaciones; lo mismo para los amigos de Roca que deben haberla tenido difícil en sus respectivas facultades y que ahora están disfrutando en la bella Roquita.

Hoy quería dejarles nada más que una crítica corta, respecto a una petición, como lo dice la sección. Seguro no tan explícitamente (al menos hasta que se dio cuenta que no se la devolvía más), el señor Castelli (sí, el mismo de la lista; y dicho esto, gracias por el buen recibimiento de la misma) me pidió que viera el film que aquí nos llegó a DVD como “Lo que perdimos en el camino”; una traducción que no considero tan mala.

Si bien no vi ninguna de las anteriores películas de Susanne Bier, este exceso de melodrama-en su justa medida, para su debut en Hollywood-me gustó, y creo que es una buena elección para un fin de semana melancólico…Ustedes me dirán luego.

La crítica de “Things we lost in the fire” (dedicada a Agustín Castelli, entonces), a continuación.

“Things we lost in the fire”

Hay películas a las que no les importa el tiempo, en lo que conocemos por la palabra en su definición. Cuando “Things we lost in the fire”, de Susanne Bier, empieza, descubrimos que Brian (David Duchovny) se ha muerto y su mujer Audrey (Halle Berry) quiere asegurarse de que Jerry (Benicio del Toro), mejor amigo de su esposo, asista al funeral. Luego de esto, la película irá atrás y adelante en el tiempo sin siquiera anunciar los cambios. Es un gran recurso, considerando que el film se siente completamente estático cuando finalmente se queda quieto en el presente.

Pero lo que quise decir con lo del tiempo es que el film hace referencia, en el modo que nosotros lo conocemos, al tiempo, sólo cuando habla de dos cosas: el tiempo que Jerry ha pasado sin usar drogas; y el tiempo que ha sido amigo de Brian. Crecieron juntos, y cuando Jerry se acerca al hijo y a la hija de Brian (que no lo han visto antes) en el funeral y les cuenta cosas que sólo su padre sabría, es claro que a los chicos les va a caer bien.

En debido tiempo (nunca sabemos cuánto exactamente, pero nos podemos dar un idea si escuchamos la cantidad de días que Jerry ha estado limpio), Jerry se mudará a la casa de Audrey y tratará de ayudar: recibirá todo tipo de insultos y miradas descorazonadas por parte de Audrey; también conocerá gente nueva y sentirá la alegría de llevarse bien con los hijos de Brian. Sin embargo, es un adicto en recuperación, por lo que la expresión de su cara nunca cambiará y no podremos asegurar estos sentimientos que podemos suponer.

Hay una escena en la que Audrey le dice algo terrible a Jerry cuando ambos están sentados en la oscuridad. Es el punto de quiebre del film, enfatizado por la increíble fotografía de Tom Stern que trabaja intensamente la luz durante el día, la oscuridad durante la noche y los ojos de los personajes todo el tiempo, con mucho cuidado. Esa escena es el único momento en que Jerry parece defenderse…Audrey nunca se disculpará, pero tratará de redimirse con sus acciones.

A esta altura, hay personaje que ni siquiera he mencionado, y puede que les parezca que se está desarrollando una historia romántica entre Jerry y Audrey. No es así. La película podría haber acentuado ese ángulo pero le hubiese jugado en su contra. En cambio, la directora Bier confía en que sus actores no le den al espectador la impresión equivocada, y ellos no fallan, demostrando una química dramática impecable. Del Toro, tan puro y sincero en un rol que le queda tan bien pero que nunca da por sabido; y Berry, demostrándose a si misma o a cualquiera que dude de su talento, que es buena. De cualquier modo que quieran verlo funciona, pero es innegable que Berry tiene una forma única de conseguir una mirada que expresa deseos ocultos.

Aunque posa como un film acerca de un ‘momento que nos cambia la vida’, por algunos diálogos y una suerte de discurso final triunfante, “Things we lost in the fire” es acerca de un momento en el que uno no piensa que la vida puede volver a cambiar; donde todo se siente estático (como el tiempo presente que mencionaba), una noción que el film transmite con sinceridad y sin usar golpes bajos.

Hay un riesgo de que en algún punto se volverá excesivamente dramático, y en ese aspecto, lamento el hecho de que el guión de Allan Loeb tenga muchas escenas funcionales; pequeños momentos que anuncian que una escena importante está por venir y que podemos predecir con facilidad. Sin embargo, y esto me maravilla; incluso cuando la escena que viene muestra básicamente lo que esperamos, está tan bien escrita que perdonamos el obvio y forzado momento que causó su existencia. Esto es lo que sentí en cada una de las escenas que se presentan de la manera que recién describí.

Quizá no es sólo mérito de Loeb, y los actores merecen crédito por hacer que todo suene tan verdadero. La conclusión es que, para ser una película pequeña y tan estática, “Things we lost in the fire” está definitivamente preparada (en ambos sentidos de la palabra, no lo duden) para movilizar al espectador.

---7/10

8 comments:

Popurrí said...

Un actor que siempre respeté mucho, por su forma de ser, por elegir sus películas, por realmente demostrar que lo que hace lo hace porque le gusta, y lo hace bien, y ese actor es Johnny Depp. Hay muchísimas otras razones, y me parece que ustedes las conocerán de sobra, así que voy al grano: Del Toro me da la misma impresión. No digo que sea igual a Depp, que actúe de la misma forma, pero hay algo, por la forma en que hace cine, en que se mete en el personaje, tal vez de una forma más seria, o madura (o es que sus películas lo son), pero me inspira el mismo respeto, me genera la misma sensación.
No sé, eso me pasa, ¿a vos de parece que estoy muy errado Chapa?

En fin, un abrazo, paz!

Agusc said...

Muy buena critica. Bien ahi por la dedicatoria jaja
Bueno ya lo habiamos charlado el otro dia, coincidimos en que lo mejor está en las actuaciones.
La musica a cargo de Santaolalla hace todavia mejor algunas escenas.
Yo la recomiendo.


PD: alguien sabe porqué nunca se estrenó aca en Argentina, a pesar de que en los cines habia posters y carteles anunciándola?

Popurrí said...

Ah, subí algo a http://locaverdad.blogspot.com/ pegate una vuelta tocayo

ElChapa said...

Grillo: Lo que decís es muy acertado y estoy 100% de acuerdo...ahora me paso por locaverdad!

Agus: Es un placer...es una buena peli...desconozco las razones de su envío directo a DVD :S

Saludos!

jb said...

Comparto lo que dice popurrí sobre Del Toro. En cambio la carrera de la Berry es más inuosa. La película no la vi ya que recién me stoy aclimatando al dvd y por razones varia no puedo ver casi nada en ese formato cuando estoy en mi casa (soy de la era del video y de nates también, las vecs que ví dvd fue en casas ajenas y en el nunca bien ponderado micro.
Saludos
PD: Chapa: ahora el que se queja soy yo porque no estoy en tus links, je
saludos de nuevo

ElChapa said...

Facundo: Juro que pensé que te había puesto..ya está arreglado :D

En cuanto a Del Toro, no hay mucho más que decir...la peli mirala y contame..por ahí la detestás ;)

Saludos!

Anonymous said...

Vi esta película sólo por Benicio, así que eso resume bien lo que le valoro. A la Berry, aunque no me gusta, la respeto, tiene buenos trabajos. Contesto a Facundo sobre DiCaprio: tuvimos un profesor de ingles con el que parece que compartía, únicos en el mundo, el "honor" de haberme aburrido, cansado y horrorizado con el tremendo "Iceberg" que fue para mí Titanic. Y este profesor dijo una cosa muy graciosa, que el mejor momento de la película había sido cuando DiCaprio se hunde en el mar. Bueno, sin ser tan crueles y mirado subjetivamente, a mí no me gusta, le borraría de la lista. Pero supongo que objetivamente (reconozco que no trabaja mal) tendrá que estar, por mucho que me desagrade el pobrecito. Dèsirée

jb said...

Desireé: A mi tampoco me gusta, lo que digo es que siempre es nominado y siempre pierde. Bueno, por ahí no es exactamente así pero me tiro el lance que lo vuelven a nominar y vuelve a perder. claro que, como decía el gran mago Truchán "puede fallar"
PD Y sí, la Berry derrapa cada vez más. Veremos, veremos y después lo sabremos...