Tuesday, 10 June 2008

Diversión y riesgo: Bienvenidos a los sesenta!

Dos películas son las que tendremos esta semana. Dos películas que comparten la misma característica y que no puede estar más clara que lo que expresa el título: son divertidas y riesgosas ambas. ¿Por qué riesgosas? Tiene que ver con el hecho de que sus realizadores, aunque con conocimiento relacionado a algún aspecto del film que les jugaba a favor, asumen con cada una de éstas un reto: toman la batuta de un proyecto para nada semejante a lo que habían hecho antes. ¿Por qué son divertidas? Y bueno, yo creo que simplemente porque lo son; pero ustedes pueden verlas y averiguarlo por su propia cuenta.

La segunda parte del título ya se refiere más específicamente al primer film de la semana: “Hairspray”, un musical de Adam Shankman.

La crítica de “Hairspray”, a continuación.

“Hairspray”

Hubo una película, hubo un musical; todavía tengo que experimentar las dos cosas. Luego vino esta película, que también es un musical, que experimentado y que me ha, en el mejor sentido de la palabra, infectado. “Hairspray” es como “Grease”, donde en un pequeño pueblo la secundaria se divide en dos grupos: los populares y los no populares o rechazados. Además es una de esas películas en las que la música, simple y llena de ‘soul’ (esa palabra no puede fallar), al final del día los une a todos.

Pero la historia en sí es diferente. “Hairspray” es acerca de Tracy (Nikki Blonski), una chica cuyo único sueño es aparecer en el “Corny Collins Show”, un popular programa de baile y canto que es transmitido en su pueblo natal Baltimore. Cuando la película abre, ella se está despertando y luego la encontramos caminando las calles pueblerinas en su camino al colegio, mientras felizmente canta la hermosa “Good Morning Baltimore”. Tracy no es fea, pero es gordita y poco popular, y tiene todo en su contra; pero no le importa.

Esta es la primera cosa que notamos, no sólo acerca del personaje principal del film, sino acerca del film mismo. “Hairspray” es el alegre viaje que es porque no le importa ser tomada en serio: los personajes miran a la cámara con inocencia; son todos, incluso en su naturaleza enternecedora, ridículos estereotipos (presten atención a la maravillosa composición que James Marsden hace de Corny Collins); John Travolta interpreta a una madre gigante y gorda que ama comer y bailar y Christopher Walken es su marido…Cualquier película que filma a Travolta y a Walken bailando y cantando, juntos, románticamente, no debe ser tomada en serio.

Desde este punto de vista también se podría asumir que “Hairspray” tiene todo en su contra. Sin embargo, es sorprendente como hace casi todo bien: el diseño de producción de cada escena, los trajes del vestuario, los colores; ni hablar de las canciones y los cantantes (Zac Efron canta, y esta vez es en serio); y los bailes y coreografías, hechos por el director Adam Shankman.

Shankman…es un tipo interesante que te hace pensar acerca de sus decisiones como director. Ha dirigido comedias regulares (“The Wedding Planner”), comedias espantosas (“Bringing down the house”); grandes películas románticas (“A walk to remember”, pueden ver la crítica un par de posteos atrás) y hasta a Vin Diesel (“The Pacifier). Él tiene que saber porque ha hecho todo esto; pero la verdad es que siempre emerge triunfante y, al momento de llevar su talento como coreógrafo al máximo, eligió tomar su mayor riesgo y elegir esta película. Tipo inteligente.

Dije recientemente que “puede que no encuentres canciones, bailes y actuaciones tan perfectamente combinados en un film estos días” como lo que se encuentra en “Across the Universe”. Déjenme decir que “Hairspray” casi está a la altura; con un trabajo cinematográfico y de edición que no debería ser pasado por alto. Hay un sentimiento de que en cada escena Shankman trató de capturar no sólo sus espectaculares coreografías sino también las relaciones de los personajes y sus reacciones frente a cada canción. Es por eso que la acción no siempre está concentrada en los bailes durante los números musicales; traten de fijarse en que se fija en cambio.

Escuché que la pieza original de John Waters lidia con uno de los temas del film pero de manera más seria. Es algo que no he mencionado y que tiene que ver con el racismo y la integración y Queen Latifah y un cantante increíble llamado Seaweed (Elijah Kelley). No daré detalles porque creo que es un aspecto del film que van a disfrutar si no saben mucho al respecto. Sin embargo, debo decir que no creo que esté tratado tan ligeramente; es sólo que la película es tan buena y está tan llena de vida que nos perdemos en el ritmo y los comentarios agudos nos entran por un oído y nos salen por el otro. Algunos de éstos son graciosos y otros no.

Lamentablemente, “Hairspray” sufre del mismo problema que “Across the Universe” y otros films concebidos originalmente como musicales o adaptados del escenario a la pantalla: no puede mantener la velocidad con la que comienza y está tan seguro de poseer. Inevitablemente, cada vez que “Hairspray” pierde su ritmo, la caída es más notoria de lo que quisiéramos que fuera. En consecuencia, hay momentos en los que no sentimos simplemente aburridos…pero estos son pocos y no deberían tomarse en cuenta.

“Hairspray”, con Travolta, Walken, Latifah, Efron, Michelle Pfeiffer, la adorable Amanda Bynes, Jerry Stiller y un reparto que no deja de brillar, es el perfecto modelo a seguir para cualquiera que quiera filmar un musical en lo que queda de esta década.

---8/10

7 comments:

fede said...

hay que ver el musical cuando estrene en buenos aires... seguramente se pongan... ademas de "la vuelta al mundo" en la que actúa mi profesor de teatro, dicen que es excelente... todos los sábados primero de mes, a las 21hs en la manzana de las luces está LOCORAL que es realmente excelente y dan un espectáculo a la gorra increíble... bien, esas son las DEUDAS PENDIENTES SOBRE LAS PATAS... en cine, vos dirás... hay mucho, sin dudas...

ElChapa said...

Fede: Buenas recomendaciones teatrales para la gente ahí! Yo tengo muchas ganas de ir a ver "Rent"..siempre hay cosas en esta ciudad!

Saludos

alesio said...

no me gusto para nada esta pelicula.

nose, por ahi por la gorda desagradable esa.

Popurrí said...

Espero que algún día llegues a ver Footloose, película que te recomendé hace un tiempo, que también es medio musical (medio mucho).
Sobre ésta peli en especial, mi hermana la vio y le encantó, se bajó todos los temas en la compu, así que será cuestión de volver a alquilarla y verla

Joa said...

Bien dicho grillo, brindo por footloose y el hermano de Penn!

ElChapa said...

Ale: Ya me lo habías mencionado...una lástima! Puede haber sido la gorda Travolta :P

Grillito: Vos alquilala y decime que te parece, que yo me ocupo de Footloose!

Saludos...

Exagerador Nacional said...

Chapi en serio ocupate de footloose que es un musical increíble!! Y Hairspray me encantó también, buena crítica, un abrazo.