Saturday, 21 June 2008

El Rincón de Alejo

Cuentan por ahí que uno de nuestros links, el sitio de YouTube de Alejo, anda completamente rejuvenecido y renovado. Yo lo visité, y debo recomendarlo.

En otro tono, Joaquín me informó de unos cambios en las reglas de los Oscars. Son leves, pero si les interesa echar un vistazo, el artículo está aquí. Gracias Urdinez!

Sin mucho más que decir, los dejo con Alejo y una película muy buena

---

Kill Bill (2003-04)

Quería encarar mi próxima crítica en referencia a un personaje del cine que, como para mucha gente, siempre estuvo ahí, pero nunca significó nada. Mi admiración hacia el Sr. Tarantino crece día a día, no solo al digerir y analizar sus trabajos sino en la comparación con el mercado cinematográfico. Más allá de sus facetas como director, productor y hasta gran actor, quería destacar su trazo como guionista. Muchos conocerán sus obras y podrán coincidir en esto conmigo; una de ellas ya la ha reseñado Joaquín en este blog. Yo quería comentarles acerca de otro trabajo, un film que ha sido víctima de cualquier infinidad de prejuicios y que no vale reseñar ni el más estúpido. Una historia nació durante la grabación de “Pulp Fiction” a partir de la sola idea de “una novia salpicada de sangre” (The blood-splattered bride) concebida entre Uma Thurman y el director. Diez años después seríamos testigos de la inigualable imaginación de Tarantino para generar tramas; siempre con sus sellos personales, como los diálogos cultos y las situaciones sadomasoquistas. Kill Bill –en sus dos volúmenes- es la película más sangrienta que ha creado Tarantino, desde los tiempos de “Reservoir Dogs”. En esta última, junto con “Pulp Fiction” veríamos algunos de los personajes predilectos del director, como Michael Madsen, Uma Thurman, Tim Roth, y hasta las mínimas apariciones del mismo Tarantino, co-protagonizando esas historias que se entrelazaban de manera ingeniosa y que se dividían en varios capítulos. Observaríamos una maduración en el resultado, que no es nada más ni nada menos que el cuarto de su carrera. En “Kill Bill” como en cualquier otra película de Tarantino, apreciamos esa sensación de inseguridad sobre las situaciones, experimentamos esa incertidumbre sabiendo que cualquier cosa puede pasar, y la historia nunca volverá a ser la misma. Hay un sentimiento que mueve la trama, que conecta las partes y nos regala ese estado de perplejidad. El filme esta atiborrado de escenas de este calibre. Los movimientos de cámara, la musicalización (que ya tiene su marca registrada) y la fluidez en los diálogos son prueba firme de la capacidad de este señor para crear Cine. Las estéticas, como las fantasías visuales, la exageración en las hemorragias y en la perdida de extremidades, entre otras, fueron el principal punto de objeción de los prejuicios. En muchos casos es difícil comprender una película sin comprender un director. Tarantino es un director independiente que ha creado un “género”, ha revolucionado el cine gángster de manera inigualable. “Kill Bill”, está pensada desde una imagen, una imagen tan terrible como la película misma. Es la crónica de la venganza más sádica y letal por manos de una mujer en el cine. Es tan siniestra como el doble sentido de su título. Pero por sobre todo, es una película que mucha gente no logra entender, porque todavía no ha logrado entender a su creador.

Escena imperdible: En el vol. 1, cuando asesinan a la madre de O-Ren, la música se eleva y las gotas comienzan a caer sobre la cara de la pequeña.

6 comments:

Popurrí said...

Escena imperdible: tenés un gusto muy sádico Alejo

Creo que lo bueno de esta película fue (y es) que no era sólo una rubia asesinando a diestra y siniestra, sino que atrás de eso había una historia, y una trama, que combinado con la música, hicieron de esto algo que no se puede dejar de ver.


Pd Chapa, anoche llegué a casa tipo 5 y puse Cinecanal. Estaban pasando una película sobre dos amigos (o hermanos, no sé, la agarré después del título), actores desempleados, que para practicar, preparan escenas en la calle, como en la introducción de la película, en que simulan una pelea entre dos desconocidos por la misma mujer. ¿No tenés idea de cómo se llama?

Joa said...

Alejoh, debido a la admiración que le tengo al Sr Tarantino concidero este posteo como el mejor que el rincón supo ofrecer.
Vos lo dijiste, Quentin tiene en su haber un estilo para crear cine único, con elementos que lo revelan en sus películas. Lo recalqué una vez cdo escribí sobre Pulp Fiction, en el maletín y la frase bíblica.
Un abrazo aleichen, gran post!

ElChapa said...

Muy de acuerdo con Joi, igual...como siempre Alejo, gran post!

Grillito: No te puedo decir que peli es...no son suficientes datos, igualmente no me suena. Te pido disculpas!

alesio said...

Gracias por comentar muchachos, coincido con todos... y habra que esperar hasta el 2010 para ver lo nuevo del maestro. Ojala siga en las suyas!

Revoir!

Exagerador Nacional said...

jojo, ese Bacon se llevo mi atención cuando la verdadera carne ya estaba puesta en el asador diría el gran Seba Carbajo!! Una de mis películas favoritas en el blog de chapa!! Y encima la vi !! Y pensar que casi no posteo, muy buena la crítica y coincido con los que anteriormente coincidieron, un abrazo Ale.

Anonymous said...

Yo sé cual es esa película. Se llama "The Impostors" con el gran Oliver Platt y Stanley Tucci.
La peli no tuvo mucho éxito pero a mi pareció genial.

Saludos desde Sofía

Ariel