Friday, 4 July 2008

Terror de terror

Estos últimos años se ha dado una especie de ‘renaissance’ del género de terror. Le han dado muchos nombres, pero yo lo llamo así. Comienza con creaciones originales como “Saw” (mi crítica aquí) y con películas del tipo, con personajes originales y propuestas diferentes.

Eli Roth intentó hacer algo de eso, fallidamente, con el film que veremos hoy. Sin más preámbulos…

La crítica de “Hostel”, a continuación.

“Hostel”

Busqué una excusa para no escribir acerca de este film, pero no la encontré. Así que si esta crítica no dice mucho es porque no hay mucho que decir acerca de “Hostel”, de Eli Roth. Bastaría decir que, a diferencia de cómo me animé con “Saw”, no vi la segunda parte de este film. Vieron cuándo dicen que se puede conseguir mucho con poco? Eli Roth lo consiguió, pero consiguió mucho de los elementos malos y poco de los buenos.

Parte de este “renaissance” del horror, “Hostel” presenta una pequeña cantidad de personajes en un máximo de dos ambientes importantes. Es cuestión de poco tiempo antes que los personajes lleguen al mencionado ‘hostal’ y vivan las experiencias más aterradoras de sus vidas.

A diferencia de Neil Marshall y su “The Descent” (la veremos muy pronto), los personajes aquí no están desarrollados, ni siquiera detallados; Roth no parece necesitar de eso para el desarrollo de la película. Josh y Paxton son dos amigos que sólo quieren un poco de buena marihuana y buen sexo con chicas hermosas, nada más; y están interpretados por Derek Richardson y Jay Hernandez con más convicción de lo que la mala película se merece.

Entonces también encontramos los personajes enigmáticos y raros que no son personas comunes en un film como este. Encontramos al recepcionista del hotel que no habla ni responde preguntas. Luego lo que encontramos es simplemente lo que tiene que pasar para que al menos podamos ver algo de contenido en el film.

Lo que pasa, podría decir, no es mucho pero es suficiente. Llegamos a un punto, a veces, cuando estamos viendo una película, en el que no sabemos como tenemos que verla; porque sabemos que no estamos viendo nada. “Hostel” puede ser atrayente para los fans del ‘terror’ porque respeta el horror y le da al horror lo que necesita. Eso lo entiendo.

La parte que no pude entender tiene que ver con la trama, y no sé si a los fans les interesa eso. Digamos simplemente que Eli Roth tiene un increíble ojo para el género pero un ojo regular para contar historias. Su cámara se mueve con experticia y explora ilimitadamente, pero su guión no hace un movimiento, no hace una película. Cuando la explicación principal llega a nuestros oídos y ojos, tiene tan poco sentido que se vuelve graciosa.

La aceptamos como viene (y como hacemos a veces), pero la explicación es seguida por una escena final que es verdaderamente genial y una mínima razón para ver la pieza. Sin embargo, el poder de esa escena y la impresión que genera, llega muy tarde como para compensar todo lo otro.

Qué más puedo decir? Ni se molesten.

---5/10

PD: Ganó Jim Carrey, nuevamente...aceptamos sugerencias para una nueva encuesta!

3 comments:

JB said...

Otravez demoledor como un gigante del catch. Acuerdo. Vi Hostel en el continuado porqec venía con otra y no me gusto nimedio. Lo que creo es que lo que señalás como elproblema principal dela película es común a muchas producciones del género y cito: "La parte que no pude entender tiene que ver con la trama, y no sé si a los fans les interesa eso. Digamos simplemente que Eli Roth tiene un increíble ojo para el género pero un ojo regular para contar historias. Su cámara se mueve con experticia y explora ilimitadamente, pero su guión no hace un movimiento, no hace una película. Cuando la explicación principal llega a nuestros oídos y ojos, tiene tan poco sentido que se vuelve graciosa" Eso pasa muchas veces, no solo en esta p´lícula. No te ppasó lo mismo con el jingshaw? Cuandollega lo más parecidoauna explicación es, digamos, ¿pobre? Y que decir de las "explicaciones" de "Se lo quehicieron..." "destino final",etc. etc. Eso no quiere decir quepiense queelgéneroseamalo peroharíaque hablemosdelas famosasdistinciones que hacés al principio y a esta màquina hay quepegarlecon un martillo así quela sigo enun rato

alesio said...

Si vos decís, no me molesto ni en la 1 ni la 2.
Porque no me atrae el género, pero no sabía que era trabajo de Eli Roth...

Que decir, desde que vi "Grindhouse", le tengo otro respeto. Como no inspirarse con semejantes mounstros al lado...

JB said...

Entonces, siguiéndola: Acá si resulta util la distinción entre "horror" y "terror" y el Gore (que no es lo mismo que Al Gore, claro)A mí, la verdad, el Gore no me gusta. Anqe hay excepciones, claro: Desde el master Romero hasta otro master Sam Raimi y su uso satírico en "noche alucinante" Justamente son algunos de los absurdos del género los que toma Raimi (una mano asesina, una pequeña cabaña que no termina de recorrerse nunca, etc)Bueno, el gore es el hijo pobre del Horror que tuvo su máxima expresión en las películas de la Hammer. La Hammer ya hacía mucha insistencia en los colores recargados, especialmente, claro está, el rojo. Y litros de salsa de tomate. Resumiendo, la diferencia entre el terror y el horror es que este último estaría más inclinado a lo visual y al efecto mientras que el terror juega bastante con lo no mostrado: Por eso puede contar con películas como las de Val Lewton (la maldición de la mujer pnatera, por ejemplo) donde el monstruo no se ve nunca. Claro que el corte, como tantas veces, no puede ser absoluta. Varias de las películas de Mario Bava combinan todos los elementos hasta el punto que uno no pueda decidirse. Por otro, una película como "La maldición de los Kerstein" (una versión de Carmilla de Le Fanu, para varios, la más fiel) amaga en el uso de los colores y u poco de sangre al principio, para poner el terror en otro lado, no en las tripas (que no hay) sino en el clima y en la trama que te va llevando hasta que vos tenés miedito por lo que le pase a la protagonista.
Pero hay algo más del g´nero actual de horror o el Gore: Cuando Romero hizo su maravilla sobre los muertos vivos, se refería a la sociedad de su tiempo, casi hasta con poesía (los muertos se alzan de sus tumbas para oprimir los cerebros de los vivos) y el quilombo empieza con el siniestro agente naranja. Anqe cause risa, era una denuncia. hoy, un bodrio como el del Jingshaw es, como dijo una vez `D' Esposito, una "apología canchera de la tortura"
bueno, la corto acá. Una pregunta: ¿Viste "The mist"? ¿que te pareció?