Monday, 4 August 2008

Menos es más

Decidí seguir un poco más con los dúos actorales, sobretodo en esos géneros en los que aparecen como una sorpresa, tal como lo vimos la semana pasada. Esta semana estaremos viendo títulos de años un poco más recientes, incluso de algunos estrenos que tuvimos en las carteleras nacionales este año.

El film de hoy, estrenado como “La familia Savage” es uno de ellos, que a mí me divirtió mucho, entre otras cosas, y que pasó bastante desapercibida por las salas locales. La película es una de esas comedias independientes americanas, que suelen ser más relatos corales con muchos actores involucrados; obviamente este no es el caso.

No quiero sonar pomposo, pero a algunas amigas mías no les gustó el film, simplemente porque “las deprimió”. Quizá no estaban en un buen día, y es entendible, pero cómo te hace sentir una película no es la principal y menos la única manera de determinar la calidad de la misma; es tan sólo una de muchas.

La crítica de “The Savages”, a continuación.

“The Savages”

Menos es más, o así dicen; y de vez en cuando aparece una película que logra tanto con tan poco que nos recuerda que todavía algo queda. “The Savages” es uno de esos films, o por lo menos ‘ese’ film, considerando todo lo que he visto hasta ahora en el año. Sin ser un relato completamente original, la pieza de Tamara Jenkins llena la pantallas con todas esas maravillas del cine independiente americano que se han vuelto tan distintivas con el pasar de los años y las mezcla con un poco de eso que conocemos como ‘toque personal’.

La primera escena, más allá de ser la anticipación de algo que tiene mucho que ver con el sujeto central de la película, es una burla muy inteligente hacia el típico barrio privado americano soleado donde todo parece perfecto. Cámaras fijas acompañan la introducción de una canción mientras vemos diferentes casas privadas y soleadas y luego una calle y una hilera de pequeños árboles, desde donde emergen mujeres mayores vestidas de porristas que bailan al ritmo inexistente de un tema muy antiguo que ahora tiene letra; y luego la cámara se va.

Jenkins está predisponiendo el ambiente, y esto es algo que, juntó con el cinematógrafo Mott Hupfel, continuará haciendo de modo casi idéntico durante todo el film porque si bien “The Savages” es un film con pocos personajes, desarrolla su historia en varios lugares diferentes. Primero en Arizona, donde conocemos a Lenny Savage (Philip Bosco); luego en Nueva York, donde conocemos a Wendy Savage (Laura Linney), quien hace una llamada a Buffalo, donde Jon Savage (el gran Philip Seymour Hoffman) vive, y le dice que algo anda mal con Lenny, el padre de ambos.

Esos son los Savages, y eso es todo lo que necesitan saber de la trama si quieren ser sorprendidos placenteramente. Sin embargo, sorprender no es la intención de esta película, y cuando las sorpresas ocurren, son placenteras por el simple hecho de que están salidas de la vida real; y quizá no son sorpresas felices, porque feliz y placentero no es lo mismo (de ahí también un poco lo que decía de cómo te tiene que hacer sentir una película y demás).

De hecho, una de las grandes cualidades de esta películas es que pueden llegar a reaccionar placenteramente ante un momento no placentero y, por el contrario, pueden llegar a querer reírse de algo que normalmente no considerarían gracioso. Hay que ser alguien con muchas virtudes para crear el balance perfecto entre drama y comedia, en una comedia dramática. Tamara Jenkins es definitivamente una de esas personas, mientras su guión perfectamente construido nos lleva y nos trae en un paseo emotivo mientras nada está ocurriendo en la pantalla.

No estoy diciendo que no funcionan, pero las imágenes son simples; muy bien planeadas pero simples. Entonces la clave está en las palabras; cualquiera que se atreva a presentar una escena con una discusión acerca de un cliché en una historia que es, en aspectos poco importantes, ‘un cliché’, tiene que estar haciendo algo bien. Esa escena y todas las otras discusiones de todo tipo son el punto alto del film. Por qué? Las actuaciones.

No puedo imaginar a otra actriz que no sea Laura Linney para un rol como el de Wendy Savage y lo mismo va para Philip Seymour Hoffman y su papel. Dos actores interpretando dos roles que pensamos que se saben de memoria, pero que en realidad están recreando para hacerlos aún más ricos; dos bombas irreverentes y únicas a punto de explotar que, sí, desesperadamente queremos que exploten. Bueno, cuando lo hacen, tenemos la suerte de estar del otro lado de la pantalla para experimentarlo y todavía estar vivos una vez completa la explosión (no sé si fue la mejor metáfora, pero era la única que encontré para alabar este gran dúo actoral).

Si hay un problema con el film acerca de la familia Savage viene de su árbol familiar. “The Savages” tiene algunos primos segundos, como “Little Miss Sunshine”-aquí mi crítica-, con su guión original de Michael Arndt y la dirección de otros dos individuos; algunos primos hermanos como “The Squid and the Whale” (también protagonizada por Linney)-aquí mi crítica-, con el guión y la dirección autobiográfica de Noah Baumbach. Cada imagen, si se presta la suficiente atención, puede recordarles esos films en varias maneras. Y saben qué es lo gracioso? “The Savages” es mejor que ambas películas.

Y como olvidarme de su hermana, un film un poco más viejo escrito y dirigido por otra mujer virtuosa: “Lost In Translation”. Sí, pueden llegar a encontrar algunas imágenes y momentos similares, sentimientos también; y si son de los míos (significando esto que se hayan reído durante el film de Sofia Coppola), la pasarán muy bien con “The Savages” que, aunque no lo crean, también para mí es mejor que su hermana. Porque Jenkins se arriesga a lo grande; con su guión original, con las imágenes, con la repetición del trabajo de cámara, con la música repetitiva (Stephen Trask) y el uso de dos actores fenomenales que hacen exactamente lo que estamos esperando que hagan. Menos es más.

---9/10

PD: Mañana los esperados resultados del Desafío Matsan
PD2: Como resaltaron en algún comentario, y por suerte, la encuesta nos dijo que nadie ve películas en su iPod (ya dije esto?)…Yo también veo muchas cosas en DVD.

7 comments:

JB said...

Lindo comentario, bueno para "ver" más cosas en la película. Sí, le tenía miedo a los savages (como a tus amigas, no me gustan este tipo de pleiculas) pero cumplió bien y, si bien guionista y dirección cumplen, no hace falta nada para ver que la dupla actoral es decisiva: Y sí, si vas a hablar de duplas Linney Hoffman tenía que estar. el problema de la peli es el que señalás: tiene demasiadas hermanas y primas, las familias disfuncionales están de moda y yo me reí más con perdidos en la traducción (o perdidos en tokio como se llamó acá) Además, con Bill Murray al lado, cualquiera puede. hablando de Scarlett Johanson (perdidos) y Linney ¿viste "diario de una niñera"? ahí hay tres duplas (o un trío)las que componen: Linney- Johanson, Linney- giamatti (ahora que lo pienso hay dos: los personajes de Giamatti y Johansen no interactúan tanto) No es que sea un eplículon o una que "debas" ver. Es rara: rara porqe es una "común" (con la carga descalificativa que eso pueda tener) pero tiene sus cosas que la hacen distinta y tiene a la linney y al gran Giamatti
Hablando de "capote" Hoffman: otro duelo de a tres: "Antes que el diablo sepa que estás muerto" de Lumet Con Albert Finney, Hoffman, Etan Hawke y Marisa Tomei ¡y por suerte nadie "ve" en ipod! (¿quien podría ver en ESO?

Anonymous said...

Bueno, en España pasó tambien sin pena ni gloria (en cualquier caso el doblaje no le hizo ningún favor). No se si Hoffman me gustó más aquí o en "La guerra de Charlie" y desde luego podía haber sido nominado al Oscar por una en lugar de otra (quizás mejor por esta, pues competía con una buena interpretación de la Linney y no con el insufrible Tom Hanks - ¿que le ha pasado a este tipo?). Ella tiene un papel de este tipo en The Squid and the Whale (no se como se llamó en español), también de familias desestructuradas y producida por Baumbach que creo dirigió los Tenembuaus, luego siguen las relaciones y conexiones con esta temática. Aunque yo creo que a la gente le incomoda otro tema fundamental: la vejez-enfermedad-muerte y que hacemos con quienes la padecen (tema altamente sensible en España). Sí, el humor es muy ácido (muy inglés) y es dura. Pero como dijo un amigo mio: "bueno, será cuestión de ser optimistas y pensar que acabaremos con 90 años y dos mulatas en mi cama - dice mi amigo- y pasando de mis hijos". ¿Depresión? A mi lo que me da depresión es que en España los españoles pasen de películas de este tipo y hagan de "torrente" un fenómeno de taquilla. Eso sí, para mi "perdidos..." habla más de otra cosa: la necesidad (causada por lo que sea, familia, pareja o nosotros mismos). Desiree

Anonymous said...

Me olvidaba de mi habitual "nota histórica": una película sobre este tema, familia desestructurada, hermanos, depravación, decadencia, vejez, increíble guión dureza y actrices en estado de gracia (dos grandes nada menos, Davis y Carwford juntas) "¿Que fue de baby Jane?" Tremenda. No la considero de terror (quizás alguién por el "ambiente" pudiera pensarlo, aunque ya digo que es dura, durísima. A lo mejor su director, Robert Aldrich, les suena por "El vuelo del Fenix" (luego hicieron un remake) o "Doce del Patíbulo". Pero Baby Jane... un fetiche del cine.
Sobre Perdidos... (Lost in Translation) y ese tema (necesidad o parejas "imposibles" o lo que quieran) no digo nada (no es cuestión de hablar de "Lolita, por decir algo). Parafraseando al insigne autor de este blog "lo bueno si es breve..." Desiree

JB said...

Muy interesante lo de Desireé: ahora sos vos la que sale con la historia y, hablando de duelos creo que nombraste la mejor de todos con la Crawford y la grandiosa Bette Davis y con todas esas escenas: la del auto, la de la escalera,etc,etc. (para los que no la vieron el capítulo de los simpson en que se supone que Maggie es un super genio: la escea en blanco y negro con las dos de viejas remite a Baby Jane)Ehhh, Desireé... pobre Segura: porque te metes con Torrente? "90' 95º" "90% de grasa- 10% de músculo, el resto: puro cerebro" y la escena inicial es de antología (perdón, seguramente tu imagen de mí ya anda muy por debajo de los suelos...)

Anonymous said...

ja, ja oye Facundo que sobre gustos no hay nada escrito... No pensé que conocieras esa película pero ya veo que no se te escapa nada. Lo malo de Torrente es que ha tenido segunda y tercera parte¡¡¡¡. Y como dijo alguien, esto es como las "guerras mundiales" pero en el cine: lo peor de todo es que hemos tenido que empezar a numerarlas. Desirée

Anonymous said...

releyendo la crítica Juan me ha hecho recordar que The Squid and The Whale la dirigió Baumbach pero no estoy tan segura de que también la produjera. Creo que fue otro y me he confundido, miraré el DVD (por cierto yo no voté en la encuesta pero en mi vida he visto algo en el Ipod, yo me "alimento" sobre todo de la tele, en concreto de Canal Plus (canal de pago en España), que también me ha hecho adicta a las series (¡nadie es perfecto!),
Desiree

JB said...

Desireé: Gracias, ahora me quedo tranquilo. Bueno, no ví las continuaciones anqe parte de una de ellas se filmó en parte por estos lares. Me dijeron que están bastante abajo de la original, una pena. Bueno lod e las guerras mundiales. Me hace acordar a los tiempos en que la cartelera se parecía a la boleta del prode (un juego de apuestas con los resultados del futbol) Superman 4- Tiburón 5, etc