Thursday, 28 August 2008

Una hermosa meditación

Puede que film de hoy no sea perfecto y no cumpla con todas las características que le otorgué a la brillante “INLAND EMPIRE” (que vimos la vez pasada) y que se diferencian de un “crowdpleaser”, pero es la mejor película que he visto hasta ahora en el año (y he visto muchas, y muchas otras no).

“La escafandra y la mariposa” tiene esa cualidad de las películas honestas, que cuentan historias increíbles y que logran que uno las crea. Ojo que el film cuenta una historia real, pero por esta misma razón podría haber abusado del dramatismo, de subrayar cosas y de la manipulación como a veces lo hace “En busca de la felicidad” (la crítica un par de posts más abajo). Sin embargo no lo hace, y así conmueve con su belleza en todos los sentidos.

Sí, es de origen francés-de donde vienen el 90% de los estrenos europeos, aunque dirigida por un americano-, y tiene algunos actores conocidos y respetados, pero no tan familiares para todo el público en general. Cine para ‘elites’? En mi opinión, ni ahí; simplemente una gran película a la que por suerte le fue bien y que cualquier persona merece ver…En el cine, si es posible.

La crítica de “La escafandra y la mariposa”, a continuación.

“La escafandra y la mariposa”

Este film de Julian Schnabel es (porque no puedo encontrar una mejor palabra) una meditación: una hermosa meditación acerca de la vida y la muerte; del presente, el pasado y el futuro; de las fantasías y la realidad; de los sueños y las aspiraciones. En un momento, Jean-Dominique Bauby (Mathieu Amalric), narrador constante y protagonista absoluto del film, nos cuenta que su vida parece una lista de fracasos, que comienza a mencionar, uno por uno, mientras la cámara muestra hermosas imágenes de glaciares derrumbándose.

Bauby sufrió un infarto, y nosotros lo conocemos despertándose en un hospital, para descubrir, literalmente, a través de sus ojos, que su ojo derecho no responde en absoluto; que está completamente paralizado y que no puede hablar. Todo el mundo le dice que va a estar bien; que hay esperanza; que están rezando por él. Los jugadores clave en su recuperación son tres: su terapista de lenguaje Henriette (la adorable Mariée-Josee Croze-bastante parecida a Naomi Watts, si me preguntan a mí), su terapista física Marie (Olatz López Garmendia) y Claude (Anne Consigny), quien aparece tarde. También podríamos agregar a la madre de sus hijos, Céline (Emanuelle Segnier), quien, como Jean-Do (así le dicen los amigos) nos aclara, no es su mujer; pero podemos percibir que nunca dejó de amarlo y el dolor que siente por dentro porque él ama a otra.

“La escafandra y la mariposa” es una meditación porque Schnabel le brinda un sentido de quietud, y porque nada muy ‘shockeante’-además del descubrimiento de Bauby respecto a su condición-pasa en todo el film. Sin embargo, hay momentos musicales muy significativos, y el director ha hecho un enorme film que es casi perfecto porque sabe cuando poner música (ya sea original o de otros artistas-y hay mucho de esta última-) y qué musica poner; sabe cuando se requiere de un silencio total; sabe como atrapar al espectador en ese estado de ‘nada’ que se siente y que se asemeja al estado de su personaje principal…Porque sabe de imágenes, que significan mucho para el personaje y son nuestra única verdadera conexión con él.

Como nos cuenta Jean-Do, hay otras dos cosas que no están paralizadas además de su ojo: su memoria y su imaginación. Con esto, Schnabel abraza una especie de libertad, visualmente hablando. La cinematografía de Janusz Kaminski (“La Terminal”, “Inteligencia Artificial”, “Jerry Maguire” y muchos otros films que se ven geniales) podría ser el único tema de una crítica entera. Las imágenes de los glaciares que mencioné al principio fueron un ejemplo (y mi favorito) de la poesía que puede encontrarse en el trabajo de Kaminski aquí. En una imparable búsqueda de nuevos horizontes visuales, cada encuadre se ve absolutamente fantástico, empezando por la otra cosa que mencioné: la cámara que literalmente toma la posición de la mirada de Bauby, convirtiéndose en su ojo.

Por supuesto que su búsqueda no termina ahí, y también le agradezco a Schnabel en este punto, por dos razones: por darle a Kaminski la chance de lograr un infinito número de imágenes preciosas que ni puedo empezar a describir; y por darle al espectador la posibilidad de experimentar su film desde otros ojos que no sean los de Jean-Do. De otro modo, no podríamos haber apreciado el valioso trabajo de Mathieu Amalric, quien juega todas sus cartas cuando está narrando, cuando está hablando a toda velocidad (su naturalidad puede evidenciarse completamente en una de las mejores escenas del film, en la que nos lleva al pasado y lo vemos afeitando a su padre-una brillante aparición de Max von Sydow-), o meramente con su mirada.

Este es un film que trabaja fuertemente con las miradas. En cada escena, cada personaje o mira directamente a la cámara o lo intenta (y esto ocurre no sólo cuando estamos viendo las cosas desde el ojo de Bauby). Es todo parte de la meditación que es la película y tiene que ver con ver lo que queremos ver; aún más cuando no podemos ver tanto. A través de su imaginación, Jean-Do nos lleva a todas partes y a ningún lugar, y muy rápidamente el presente se confunde con el pasado y el futuro y lo que es real se confunde con la fantasía. Hay momentos que son claramente fantásticos pero volvemos a la realidad de inmediato, hay largos momentos de pura fantasía y hay momentos en los que no podemos saber con seguridad. No es difícil, en un film como éste, convertir lo que es confuso en un lío total de escenas incoherentes. Schnabel nunca falla.

El guión, adaptado de la novela homónima de Bauby por Ronald Hardwood, es simplemente perfecto, y el director lo lleva a la pantalla algunas veces de modo muy literal y otras tan libremente como trate de dejar claro en los párrafos anteriores.

Llegamos a ver muy pocos momentos de la vida de Jean-Do antes del infarto; sólo aquellos que él elige mostrarnos, no mediante su imaginación, sino a través de su memoria. Me hubiera gustado ver más. Bauby era el editor de la revista “Elle” y quizá es por eso que todas las personas que aparecen dentro de su imaginación se ven perfectas, como modelos. Podría haber sentido que no llegué a conocer al personaje por esto, por tener tan poca información acaezca de su pasado. Pero no; siempre sentí que conocía perfectamente a Jean-Dominique Bauby, y deberían preocuparse por conocer al hombre si quieren acompañarlo a él y a Julian Schnabel en su meditación.

---9/10

10 comments:

Vargtimen said...

Genial esta película. Tan original y sorprendente y a la vez tan emotiva. Además, menudo reparto: Almaric, Von Sydow y Emmanuelle Seigner. Para mí también es la mejor del año. Es original y honesta. Nada que ver con, por ejemplo, "Mar adentro", que trataba un tema parecido pero de forma ligera y facilona.
"Mar adentro" era un poco crowdpleaser, como todo lo que hace Amenabar, mientras que "La escafandra y la mariposa" es una película mucho más personal e incluso atrevida en su narrativa.
De la BSO. recuerdo que había alguna canción de Tom Waits.

ElChapa said...

Vargtimen: Antes que nada, agradezco tu honesta declaración de amor hacia Lynch y su obra maestra "Inland Empire".

En cuanto a "La escafandra..." espero que la crítica le haya hecho honor a lo que piensas de la película, en la que, como de costumbre, estamos de acuerdo. "Mar Adentro" la tengo pendiente..y he oído muy buenas cosas, pero quizá más por el lado de Barden.

En cuanto a lo de Waits; sí, había un tema...aunque no soy muy conocedor y no recuerdo cual. También se me viene a la cabeza uno muy poderoso de Youtube.

Una de las ideas de esta semana (para quien le interese) es un poco también mostrar películas que creo que quedan muy patentes en la cabeza del espectador.

Saludos1

Apalabrada said...

Reconozco que me angustió un poco pero es original y está muy bien hecha.
Comparto calificación, chapa.

¡Salud!

JB said...

Ya lo dije en un anterior: Sobre el mismo tema, no el de "mar adentro" (cmparto con vargtimen)sino el de como se llega hasta llí, el tema contrario, como se sobrevive en el medio de eso, prefiero de lejos "be wit me" Claro que es distinta: No recurre para nada a "como se imaginaría" ni el refugio del (la) personaje es un mundo interior anqe eso no impide mostrar un personaje con un mundo propio
PD: Desireé: Más tarde que nunca, cumplí y ya te contesté, como corresponde a tus intervenciones del post "200"

Anonymous said...

bueno, ahora soy yo la que es un "Zuko- no se que" esos que llegan tarde. Facundo, imposible contestarte a todo lo que comentas sobre Lynch, no tendría espacio suficiente, se puede decir tanto..
Me alegra llegar en esta película aunque ya adelanté comentarios en otro post: me gustó, me gustó el libro y me gusto la analogia de las mariposas (para mí es recurrente como ya dije y se ha utilizado otras veces como en "el Coleccionista" -mariposa/mujer o en "El silencio de los corderos" - mariposa/transformista. Estoy de acuerdo con "Mar adentro": no me gustó nada (en general su director me parece sobrevalorado, un pedantillo sabelotodo y además me horrroriza Bardem) pero hay otra con una excelente actuación: Mi pie izquierdo (es de Jim Sheridan, el mismo de "En America") y muchos años atras se hizo una muy parecida en temática aunque mucho menos buena. "Jonny cogió su fusil", fue la única película de Trumbo que como referencia diré que fue guionista de películas tan conocidas como "Espartaco" o la excelente Papillon. Aunque no es tan buena es brutal: imaginen un soldado con brazos y piernas amputadas, sin cara, sin hablar, sin oir...
Pero lo que caracteriza "La escafandra..." es, dentro de la crueldad del tema, su gran belleza

Anonymous said...

Para mí cuando quiero ver esa belleza en el cine tengo que recurrir a películas de esas que yo llamo viejas "años 60-80) o muy viejas (40-60)y perdón por la calificación, pero yo me entiendo así. De ahí mi amor por películas como "Lawurence de Arabia" porque como dice el mencionado en la genial escena de la entrevista, en relación con la belleza (para él del desierto): "It´s clean"
Desirée.
Pd como nota "graciosa" diré que por motivos de trabajo tengo que volar mucho y en este último viaje he sufrido un atracón de crowdpleasers, casi me muero: La momia (ver a Frasier haciendo de padre supuestamente cuarentón - debió tener a su hijo con 9 años es casi tan ridículo como Judy garland haciendo de Dorothy con aspecto de en realidad montarse trios con el hombre de paja y el hojalata); Algo paa en las Vegas (es como un deja vu constante), Narnia y el principe Caspian etc. Impresionante

JB said...

Desireé: ahora soy yo el que tiene que decir: Impresionante: Te acordas del grande Donald Trumbo. Un grosso, el camarada Trumbo y esa peli era de las menos sutiles (lo que no la hace mala, desde ya. Aclaro porque hay gente que confunde sutileza con bueno y pnafletario con malo. Necesariamente bueno o malo)"Zuko" no se que, j. Te referís al Príncipe Suko de "Avatar" o al jugo zuko? Bueno, si me guío por Vargtimen, Desireé y demás, Lynch es aún más popular en la Península que acá, si eso es posible... Como diría el Sr. Spock: "¡fascinante!"
Muy gracioso lo de Judy Garland Ahí si que nace una estrella... Eh Desireé: Que tenés contra el principe Caspian? Sólo el malo que compone el groso de Sergio CAstellito vale el precio. Saludos

Anonymous said...

que gracia, no se, me he debido confundir con zuko-no se que me refería que esa palabra alemana que pusiste un día y que significaba "el que llega tarde" o algo así... no me acordaba de como se escribía pero lo de zuko-no se que me sonaba alemán. Pero mira, tu confusión me ha hecho reir un rato, algo que siempre se agradece. Te aclaro que a mi Lynch no me gusta mucho, la verdad y que contra el Principe Caspian no tengo nada (de hecho no digo nada al respecto), aunque ha perdido un poco de frescura la historia, lo añadía como otra peli más que he visto en el avión (nunca vi tanto película en aviones de este mismo tipo, creo que será porque en agosto viajan familias con niños y todo eso). Y para los españoles que lean esto: ¿os habéis fijado que la mujer del malo en Narnia y el principe Caspian es la española de las series, vamos la mujer de Vilches en Hospital Central? Que surrealismo.
Ah y una cosa más Be with me yo la tenía como documental, no se de donde saqué la idea. En cualquier caso no he logrado encontrarla y bien que lo lamento. Desirée

JB said...

Je, gracias. Una pena que no encuentres "be..." que, claro, no es un documental, pero puede ser que te haya quedado la idea porque viste como le da la laala publicidad con aquello de "basado en una historia real" "Zuspätkommer" es uno que llega tarde. No fue por citar cualquier cosa sino que se me ocurrió no solo por mi atraso sino por "crowdplaser" y esa literalidad de algunas palabras...

ElChapa said...

Se puso interesante la cuestión..voy a ver si medito un poquito acerca de "La mujer sin cabeza"..si me animo

Saludos Sospechosos