Friday, 1 August 2008

El Rincón de Alejo

Se venía quejando el Rosarino, con quien estamos pasando unos buenos tiempo en la hermosa ciudad de General Roca. Hubo concierto ayer, estuvo lindo, se disfruta el ambiente. Pero no nos desviemos; sin más preámbulos, los dejo con Alejo y su crítica de un film que no vi pero que forma parte de la obra de un director al que personalmente respeto mucho (aunque mucha gente no).

---

Desperado (1995)

Iba a escribir sobre “Closer”, película que vi hace tiempo y recordé antenoche en el Hallmark, pero no me percaté que ya existe una reseña sobre ella en este blog, y muy adecuada, dicho sea de paso. Hoy les traigo, para relacionarlo con mi última aparición, un filme gastado por las cadenas I-sat y Space; “Desperado” del genio Robert Rodríguez. A mi criterio, un trabajo como éste, siendo el segundo de su carrera, merece una óptica diferente y un análisis más detallado, que nos permita entender al director.

Evadiendo el perjuicio de la violencia, los litros de “fake blood” y las pilas de changos muertos, veamos que podemos extraer de todo esto. En un principio, hay un trabajo de filmación estética que resalta; un uso de los recursos cinematográficos muy inteligente (no sólo de FX, sino en cuanto a movimiento, luz y decorado) y acción que no aburre nunca. Aquí hay otro tipo de acción, una que lleva su marca registrada.

Por otro lado, si hay algo que me fascina de esta película son los diálogos. Son tan justos, tan potentes y atractivos, que no dicen más de lo que tienen que decir y le agregan un sabor diferente a las relaciones. “Las palabras pegan más que mil golpes”. En este aspecto debo recalcar la labor de Joaquim de Almeida –en una de sus mejores perfomances a mi juicio-, quien se hace valer de los mejores discursos y frases más apabullantes en su personaje de Bucho . Creo que es el mensaje expreso de lo que quiso transmitir Rodriguez en su guión. Hay una interesante aparición de Steve Buscemi, que ya venía haciendo de las suyas por esos años y el primer papel más importante de Salma Hayek. Párrafo aparte.

¿Pero qué pasa con el Mariachi?. En ésta fábula de venganza lo encarna Antonio Banderas, mucho mejor que en “Once upon a time…” y que Carlos Gallardo en “El Mariachi”. Está de más decir que Desperado me parece la más contundente de la trilogía, lejos de caer en el perjuicio de que son historias independientes entre sí.

Robert Rodriguez en ésta como en cualquier otra de sus producciones deleita con su musicalización; tiene “oído” para el cine (como para tocar la guitarra en su banda Chingón). Si no me creen, vean cómo nos cuenta Desperado con cortes rockeros y mucho folklore mexicano. Canciones de Los Lobos y de Tito & Tarántula, son ahora íconos del cine. Ahora bien, la historia es dura, pero la comicidad se hace presente en varios lapsos, por ejemplo en la entrada de Buscemi al bar o la primera aparición del Mariachi al mismo. Vemos como el director se burla de los clichés del “mystery” y de los mitos urbanos.

¿Qué complementa mi argumento? La historia. Y en esto no puedo evitar relacionarla con Kill Bill. Rodriguez ha sido colega de toda la vida de Tarantino; se han ofrecido, intercambiado y compartido trabajos a lo largo de los años, y tienen una visión de cine muy similar en ciertos puntos. Podríamos decir que “Kill Bill” se reduce a un crimen pasional, y estaríamos equivocados. Podríamos decir que “Desperado” a una venganza bruta y sin atractivo y lo estaríamos más. Yo creo que lo que hace bueno a estas películas es como la trama entiende a la “revancha”; como se puede enlazar acción con palabras y transmitir un sentimiento fuerte, pero más aún, como la hacen progresar para llegar a un momento clave, como es el final, y resolverlo de manera inteligente y acorde. Esa “revancha” va ligada a un afecto, y cuando vi por primera vez este filme, y viví su final, me provocó la misma conmoción que el cierre de Kill Bill. No voy a decir que es un “peliculón” ni mucho menos, pero definitivamente un “must-see” para cualquiera. Incluso para los que dejaron de ver a Robert Rodríguez después de “Spy Kids”.

Escena imperdible: el diálogo de Bucho y el Mariachi sobre el final.

4 comments:

JB said...

y a no olvidarse de Danny Trejo...
Me parece que el registro de Gallardo en "el mariachi" es distinto del de Banderas en el sentido de lo difícil que es decir cual es mejor o peor. Y sí, Almeyda la rompe siempre. "Once upon... es uno de esos casos fallidos que uno dice ¿como? un elenco equipazo y un resultado para nada acorde. Desperado (estoy tratando de acodarme como se llamó por acá) la ví en el cine dos veces. Solo la escena de anderas cayendo de un edificio a otro matando a dos en el camino y aterrizando sin que se le salga todo el sistema digestivo por la boca vale el visionado. Eso sí, desde ya no es ´para la lista del top forty pero es entretenimiento del bueno. por calidad, creo que tanto el mariachi como la de vampiros- western son mejores. Saludos, Facundo

Vargtimen said...

Lo de Banderas es triste. En España hacía películas interesantes en los 80's, sobre todo con Almodovar.
Tan cegado con irse a Hollywood, ha acabado haciendo películas infumables, como "Mi novio es un ladrón", con Meg Ryan (sic) o aquella que interpretaba a un profesor de baile.
Y sus películas como director ni te cuento. "El camino de los ingleses" es una de las películas más malas y pretenciosas que he visto.

Banderas no, gracias.

Popurrí said...

La vi hace tiempo... no me parece una película "increíble". Me gustó, sí, pero no pasó de ahí, no fue más que "una película entretenida". Bien, yo no sé de cine, es una opinión personal, peor al fin y al cabo todo termina siendo una opinión personal, no?
Paz

JB said...

Popurri: acuerdo en que no pasa de "entretenida" 8eso sí, bastante) Vargtimen: la del profesro de baile era terrible y la del cuerpo de cristo...
Noví el camino de los ingleses y no se de que la va. Desperado y la anterior "asesinos" prometían un reemplazo a los ya adecaídos Stallone y cía pero se quedó en promesa y el cine de acción sigue sin tener un buen actor (que, obvio, silvestre no lo era)