Wednesday, 13 August 2008

El placer de la buena actuación…nada más

Como les anunciaba la semana pasada, de manera muy corta, hay ciertos dúos actorales que se vuelven memorables no por tanto por lo que provocan en pantalla sino más por el hecho de que se hayan concretado en sí. La encuesta actual del blog es un delirio momentáneo que tuve el fin de semana, en el que pensaba a cuáles de mis actores favoritos me gustaría ver en un dúo actoral.

Quizá si el dúo que veremos hoy no se hubiera dado, también lo hubiera incluido. Hay actores a los que les perdonamos todo, por el placer de verlos solos y/o juntos; así como hay muy malas películas salvadas por grandes elencos (mi crítica de “La joya de la familia” explica algo de eso). En “Antes de partir”, unen fuerzas dos de los titanes del cine americano: Morgan Freeman y Jack Nicholson.

Sí, puede ser que en el film Jack esté simplemente siendo Jack (elevado a la enésima potencia) y que lo mismo se de con Freeman, pero llega un punto en el que ya no importa y en el que simple hecho de verlos a ambos en pantalla teniendo una conversación, nos genera una pizca de alegría; aunque la película no sea buena.

La crítica de “The Bucket List”, a continuación.

“The Bucket List”

Si alguien hubiese creado un concurso en el que el mejor guión escrito para que Jack Nicholson y Morgan Freeman protagonicen una película juntos terminara siendo una película protagonizada por Jack Nicholson y Morgan Freeman, Justin Zackham probablemente lo hubiera ganado. “The Bucket List”, escrita por Zackham y dirigida por Rob Reiner, cuenta con ambos pros en los papeles principales de dos viejos a los que les queda menos de un año para vivir.

La elección de roles no podía ser más perfecta. Nicholson interpreta a Edward Cole, un multimillonario que ama la soltería y las fiestas; y Freeman interpreta a Carter Chambers, un hombre sereno que trabaja como mecánico pero lee mucho y se sabe todas las respuestas de las preguntas de programas tipo “Quien quiere ser millonario”, y ama a su mujer e hijos. Decir que ambos son ‘cambiados’ cuando termina el film es bastante justo, pero no es justo decir que me creí ese cambio.

Sin embargo, creo que “The Bucket List” no se trata de una experiencia que cambia la vida de las personas (incluso si muchos lo vieron así; y aunque el espectador esté convencido o no de ese cambio); todos sus momentos dramáticos son flojos, predecibles y parecen estar ganando tiempo. De hecho, no creo que el film ni siquiera sea acerca de la ‘lista’ del título (una lista de todas las cosas que los dos viejos quisieran hacer antes de morirse); las pocas cosas que los vemos hacer, sin importar cuantas contiene la lista, no parecen muy significativas y también parecen querer ganar tiempo.

Quizá es porque me estoy sintiendo gentil o cualquier otra razón, pero hor diré que esta película es acerca de ver a dos grandes actores haciendo lo que mejor hacen; y en ese aspecto triunfa. Estuve pensando en referirme a “The Bucket List” como un vehículo…Puedo llamar ‘vehículo’ a un film con dos actores viejos y muy reconocidos? Por qué no?

A todo el mundo le gusta ver a Freeman y a Nicholson, y este es el primer film que han hecho juntos. También podría arriesgarme y decir que el film contiene un ‘typecasting’ (cuando se contrata a los actores para interpretar esos roles en los que la tienen muy clara) hecho admitidamente y que el espectador encuentra instantáneamente placentero. Por ejemplo, no hay nada más placentero que escuchar la voz de Morgan Freeman narrando algo (lo hemos escuchado en muchas películas, notablemente en “Million Dollar Baby” y la gran “The Shawshank Redemption”), y eso es exactamente lo que ocurre al inicio de la película.

Y Nicholson…Bueno, cada papel que ha hecho esta década involucra un personaje que está casi ‘al final del camino’, por así decirlo (su Dr. Schmihdt, su Frank Costello en “Los Infiltrados"-aquí mi crítica-su Harry en “Something’s Gotta Give”), y está bien; no tengo ninguna queja con ello como la tengo con algunos de los roles que Al Pacino ha estado haciendo, por ejemplo.

A veces todo lo que queremos ver es buena actuación. “The Bucket List” provee eso, mientras que estos dos gigantes se ríen juntos y nos hacen reír en algunos de los pequeños buenos momentos del film (Sean Hayes asegura algunos de éstos también, en un inesperado papel secundario), o mientras tratan de hacernos llorar, luchando contra la cursilería del guión. Hacen lo mejor que pueden (Freeman más destacadamente, que genio!), y como espectadores tenemos que estar agradecidos por ello.

Debería darle algo de crédito a Rob Reiner, cuya carrera viene en caída libre hace un largo tiempo ya? Quizá debería, pero también podría recomendarle al director que hago su propia ‘lista’, y que su primer ítem sea algo como: “Hacer alguna buena película”...‘Antes de partir’, si se entiende.

---6/10

7 comments:

JB said...

Linda crítica. La película es decididamente mala porque justamente apuesta todos sus defectos: abuso de la voz en off, del contraste de personajes, de las estrellas (que todo gira sobre ellas) de las obviedades, sentimentalismos, etc,etc, etc Pero justamente eso es lo que la puede hacer rendir, porque como decís vos: el que va ya sabe que va a ver y quiere ver a esos dos haciendo lo que hacen siempre. El que quiere otra cosa ya es´ta avisado (el que avisa no traiciona) y no se molesta. Hablando de la crítica: lindo comienzo y mejor final. Saludos

Agusc said...

No vi la pelicula todavia, capaz porque no me llamo mucho la atención. Lo unico que tengo para decir es que se recupere pronto el Sr Morgan Freeman

alesio said...

Coincido, buenas actuaciones, y hasta ahi. Eso si, hay demasiados cliches clasicos de Hollywood en las escenas, como por ejemplo la carrera de autos; y por favor, basta de Freeman en el voice over. Que exceso!

Me gusto el humor en algunas partes, es un humor que va desapareciendo en las nuevas superproducciones. Por lo demas, la historia nos la sabemos de memoria.

Aguante Sean Hayes

Popurrí said...

Sí, tienes varios cliché de Hollywood que tratan de disimular con una historia diferente, pero al final termina siendo lo mismo. La película zafa porque, justamente como dice jb (y vos) es apra ver el dúo nada más.
De todos modos a mi me gustó

Abrazo!

PD: coincido, lindo comienzo y mejor final.

ElChapa said...

Es bueno saber que todos los que leen por acá están en la misma línea...Agradezco los comentarios!

El post que viene es el número 200, así que les traigo una pequeña inclusión al espacio que quizá les guste

Saludos Sospechosos

JB said...

Obviamente: Capote y Jack Saprrow juntos son dinamita (mas que bud spencer...)

Joa said...

He vuelvo a participar activamente en el blog...por más de que mis lecturas sigan siendo fieles.
Ese doblete es muy prometedor y la historia fue la excusa para reunirlos quizá (que no es tan buena).
Ojalá laburen juntos en una nueva oportunidad por que son dos personajes q no tienen desperdicio...
un abrazo Schapira...te veo mañana