Friday, 12 September 2008

Llamando a Argentina

Brevemente, vuelvo a agradecer a todos por la respuesta a la última entrada. Nos vamos conociendo, vamos opinando, vamos descubriendo y discutiendo. Eso está muy bueno. Apalabrada, del blog “Apalabrada” (:P) puso un link en su espacio que lleva a la crítica de “Un novio para mi mujer”, mientras comentaba sobre un tema que es bien interesante y que también la película desarrolla. Una vez más, personalmente, a ella: muchas gracias.

Ahora les quiero contar una pequeña anécdota. El martes, alquilando películas con el Matsan como siempre (y hablando con el staff del local, con los que nos llevamos muy bien), noto que una figura que entra al videoclub se me hace conocida. Incapaz de desaprovechar la oportunidad de intercambiar dos palabras con cualquier persona por la que sienta admiración, le pido a Lu-que trabaja ahí-que se cerciore, disimuladamente, de que la persona es quien creo que es.

Lu da unas vueltas, yo la sigo, y me dice que sí; que sí es Martina Gusmán. Un poco emocionado (sabré sólo yo por qué, o cualquiera que se sienta identificado), demasiado quizá, de verla en el Blockbuster que queda cerca de casa, me acerco. Le digo: “Martina, no me darías un autógrafo?”. Me miró con una cara que todavía no puedo definir en palabras; con una cara parecida a la que me puso Carlos Portaluppi cuando me lo encontré en el BAFICI y le dije que había visto la gran “Whisky Romeo Zulu”…Una cara que silenciosamente preguntaba: “¿Sabés quién soy? ¿Me conocés?”.

Esto y todo, me dio su autógrafo con una gran sonrisa en la cara, y luego de que le confesara mi admiración por “Leonera” y por su trabajo en el film (nada muy extenso, tampoco para ser pesado) me animé a preguntar que andaba por haciendo por allí. Resulta que la invitaron a ser parte del jurado del próximo Festival de San Sebastián, y entonces Martina buscaba algunos films relacionados con los restos de los miembros del jurado. Punto y aparte.

“Leonera” no es sólo la mejor película argentina que he visto en lo que va del año, sino una de las mejores piezas que he visto en todo el año en general. ¿Qué tiene de genial? Bueno, es lo que trataré de explicar. Si no la vieron, no sé que están esperando.

La crítica de "Leonera" (dedicada a María Vicens, que si algún día entro a este blog, todavía no me enteré), a continuación.

“Leonera”

Por dónde empezar con “Leonera”, un relato de amor, fuerza y crecimiento inexplicables? Bueno, podría decir que hacer una película tan poderosa como esta, requiere no sólo amor por el cine, sino también fuerza y crecimiento adquirido con los años. Pablo Trapero está enamorado de su trabajo; vive con su trabajo del mismo modo que sus personajes viven con sus historias: peleando.

Así como Zapa luchaba por un lugar en la fuerza policial y la tenía complicada en “El Bonaerense”, Julia Zárate tiene que luchar por su respeto cuando llega a su celda en una prisión (luego en el pabellón femenino), y luego por su hijo, Tomás. El factor del ‘amor’ puede no constituir la mejor manera de expresar el poder de “Leonera”, pero sin duda es una buena forma porque es una característica que está presente durante todo el paseo y que quizá no tomen tanto en cuenta a simple vista.

Trapero también está muy enamorado de su mujer, Martina Gusmán. Gusmán interpreta el papel principal de Julia y lo hace con tremenda experticia y madurez, pareciendo más joven de lo que realmente es; siendo fuerte cuando debe y apareciendo completamente indefensa cuando las circunstancias lo requieren. Sí, Gusmán es la fuerza principal de “Leonera”, pero es justo decir que no sería lo mismo si la cámara no la amase como la ama.

Aquí, como dentro de la ‘casa rodante’ en “Familia Rodante” (y también como en “El Bonaerense”, aunque no con el mismo impacto), la colaboración del director con el cinematógrafo Guillermo Nieto es crucial. El enfoque de la cámara en Julia es constante, con acercamientos que a veces hasta resultan repulsivos, cuando la vemos en su peor estado mientras vive las más duras experiencias. Podría contarles estas experiencias una por una, pero no tendría sentido.

Cuando escribí acerca de “Familia Rodante” (aquí la crítica), puse: “Trapero dirige tan cerca de la realidad, que podríamos estar viendo un documental”. Esto es un cumplido, porque para conmover al espectador, siempre creí y sigo creyendo que no hay nada más efectivo que la realidad (junto con la capacidad de generar ‘credibilidad’, y todo eso que dijimos hace un tiempo). Si Julia pasa por todas estas cosas es porque debe haber hecho algo, porque la realidad involucra a la gente, y al final siempre va a ser acerca de la gente.

Más que nunca, el ojo de Trapero para la realidad hace la diferencia, marca una diferencia en lo que está sucediendo con la industria de cine Argentina hoy en día. El guión de “Leonera”, que el director escribió con sus colaboradores, es filoso y cruel; con un vocabulario fuerte que resuena en las paredes del pabellón de su prisión, otro personaje principal como, en la mejor tradición de Frank Darabont, el pabellón en “The Green Mile” y toda la prisión en la maravillosa “The Shawshank Redemption”.

En el objetivo de representar la realidad como ningún otro realizador nacional actual, Trapero observa la prisión durante el film, presentando tomas de las instalaciones desde diferentes ángulos y momentos; durante la noche, durante el día, mientras llueve. De este modo, nos podemos identificar con la situación de Julia, sin llegar nunca a defender su posición, algo que Trapero nunca nos exige. Hay una secuencia en la que el bebé de Julia comienza a llorar y la cámara recorre las ventanas de cada celda, donde cada bebé de la prisión se larga a llorar. El llanto se vuelve tan fuerte que queremos taparnos los oídos.

Hay ‘villanos’ y mejores amigos en “Leonera”, porque tiene que haberlos. Tiene que haber alguien que quiera alejar a Julia de su hijo y alguien que la ayude con sus problemas dentro de la prisión; es la tradición del contenido de cada historia de vida. Siempre hay amigos y enemigos y, en la relación de Julia con estos personajes-si tratan de verlo de ese modo-lo que predomina es, volviendo al principio, el amor.

Aunque suene como un cliché, y sabiendo que hay muchas otras razones (traté de desarrollar algunas) para explicar la cualidad mágica del último film de Trapero, no podemos negar que no hay nada como el amor de madre. Trapero lo sabe y nos hace sentirlo, rodeándonos de gente real.

Como dije al principio de la semana…Llámenlo como quieran: Nuevo Cine, Viejo Cine; está claro que es Cine Argentino. Que es nuestro y que hay películas como “Leonera” que se están haciendo acá y que nadie debería perderse, más allá de cualquier prejuicio que puedan tener.

---9/10

PD: Los dejo con esto por el finde...derrochen opiniones, y Saludos Sospechosos!

12 comments:

Popurrí said...

Vote por Taratuto simplemente porque Jb en los comentarios anteriores lo mencionó mínimo dos veces, pero no sé de él.

Por otro lado, Chapa, no vi Leonera, pero no hablaste de ella, me dio la impresión de que te enfocaste en el trabajo de Trapero y me gustaría saber más sobre la película, un análisis a fondo (ojo, es tu crítica y eso lo respecto, pero me gustaría que me metieras más en el film en sí).

Un abrazo!

Anonymous said...

Chapa! A vos no se te puede dejar solo! Qué es eso de andar suelto por la ciudad, cruzándose con arrrtistas y pidiendo autógrafos!? Muchas gracias por la dedicatoria/pase de factura (algunos parecemos no estar pero circulamos por la sombra), sobre todo porque sabés que es una de mis películas preferidas del año... Qué se puede decir sobre Leonera que no se haya dicho ya? Porque la habilidad de Trapero para contar una historia como las de la maternidad en la cárcel de una manera no maniquea, así como la excelente actuación de Guzmán y ese cuerpo atravesado por la violencia y el embarazo (y atravesado también por la cámara, que logra en medio de esa situación -e incluso justamente por esa situación- filmarlo con una belleza increíble), todo eso ya ha sido más que comentado.
Quizás la grandeza de la película para los que nos gustó tanto fue la capacidad de Trapero para contar una historia clásica (en vocabulario "rioba" diríamos "la historia de una pendeja que se convierte en madraza), con una nueva mirada, moderna y al mismo tiempo de mucha capacidad de interpelación emocional al espectador. Ya me puse serio, así que cierro. Digo que la genialidad de Trapero es poder contar una historia comprometida, de denuncia incluso, que interese desde lo que cuenta y cómo lo filma: nos encanta Leonera porque nos fascina ella, más allá de que el tema sea "importante y comprometido". Nos encanta Leonera porque, para musicalizar la historia de las madres en las cárceles de la Argentina, Trapero elige al Pity de Intoxicados y lo pone a cantar con un coro de "niños cantores" una canción de "Ruidos y Ruiditos"... Ahí ya no sólo hay algo interesante... ahí hay creatividad y renovación.

ElChapa said...

Grillito: Perdoname...realmente creo que la crítica hace lo posible para explicar un poco lo que es el film en sí, y perdoname nuevamente si no lo sentiste así. Leé el comentario que está abajo del tuyo y vas a ver que en realidad no hay mucha vuelta: la historia es una historia clásica...hay que verla para ver que hace el director con eso. Y si lo menciono mucho a Trapero es porque me encanta y porque es importante destacar que hay cosas que se logran en una película suya que marcan la diferencia.

María Vicens?: Bienvenida! "Parecemos no estar pero circulamos por la sombra". Te vestís de misterio y aparecés donde menos lo esperaba. Con tanta movida acerca de "La mujer sin cabeza" esperaba verte comentando por ahí y que me deleitaras con tus conocimientos, pero tenía que dedicarte una crítica para activar tu presencia.

En fin, me encanta que pases y que aportes. La idea es que lo hagas más seguido para que yo sepa. Como metés lo del pase de factura, también me permito ponerme un poquito personal y te pido disculpas por la insistencia con la discusión y la argumentación y demás. Cuando conozco a alguien que lo aprecia, lo necesito y a veces no me doy cuenta que quizá me excedo. Lo que pasa es que no se conoce mucha gente así.

Acá tratamos de hacer eso...No sé cuanto habrás visto, pero antes de acostarme a dormir (jodido el ensayito de hoy) te quiero invitar-y con mucho riesgo corrido de mi parte-a buscar la crítica de Match Point; aquella donde traté de mencionar a los personajes como cosa central. Obvio que cada uno interpreta lo que le parece, y hay un tema moral (veremos que pasa cuando algún día ponga algo de "Gone Baby Gone") y lo de la suerte está presente y acentuado aunque sea obvio. pero la base está en las relaciones de los personajes en el entorno. De ahí todo lo que se va dando que, patrañas o no, es verosímil y dramático (eso no se puede negar), y a mí personalmente me interesa.

Ya lo sé y lo entendí...no puedo luchar contra la peli detestada por excelencia de JPF y no debería haberla mencionado y defendido en principio...pero se hace lo que se puede. Fijate "Scoop", que también construye personajes creíbles (y tiene a un Allen clásico haciendo de Allen) y hasta es divertida (con su final trágico y la ópera sonando).

Me excedí? Lo sé, pero es esta vez nomás, que estaba esperando que salieras de las sombras, jajjaja...

Saludos Sospechosos

Popurrí said...

No pa no me pidas perdón! Cada uno es libre de escribir cómo y lo que quiere, yo sólo te comentaba qué quería saber más de la historia, además eso lo escribí anoche a las 4 de la mañana y estaba medio ebrio (en verdad, qué vergüenza) Disculpame vos!

Un abrazo

alesio said...

Pa veo que el blog anda atravesando un momento patriotico; me gusta me gusta.

Vi las ultimas 3 que posteaste, Derecho de Familia tmb este año y cada vez estoy mas canchero con el cine argento (?).

De Leonera ya habiamos hablando cuando estuve alla, y coincidimos en que es una muy buena obra de este singular director; que muestra otra faceta de Trapero pero que no traiciona su particular estilo.
Vi la presentacion del film cuando comentaron Trapero y Martina; me parecio interesante sobretodo en el sentido de que el director buscaba filmar una pelicula sobre la maternidad, desde que tuvieron al hijo hace unos años.
El final de Leonera es unos de los mas buenos que vi este año.

Tema aparte: Como no te sacaste una foto con Martina!! Que mujer, pa..

En unos dias te escribo algo argentino, "Lluvia" te va? (?)

ElChapa said...

Alejo: Momento patriótico, puede ser...ojalá que continúe. Ya quisiera poder expresar mi admiración por "Leonera" de la manera clara y resumida en que lo hacés pa. La foto? Era, creo, un exceso (como diríamos a veces).

En cuanto a lo que vayas escribir, no me importa que sea con tal de que venga de vos...quiero "El rincón" así que movete...

Espero todo ande en orden
Abrazo

mandrake el vago said...

Bueno, veo que estamos todos "motivados" como diría el gran pensador... Cuando ví el "anonymus" me ilusioné y pensé que era Desireé pero no... que e le va a hacer... Una duda: Donde estaba Martina Guzmán? En Roca? Me pierdo un poco co la geografía, je. Muy buen comentario, Chapa. Tengo que confesar que, estanod Muy buena, no me gustó "tanto" Confieso que ya parezco esos hinchas de los redonditos (de hecho "soy" uno de esos) que dicen a no, yo ya no lo sigo más... En verdad, me encantaron "mundo grúa" y, especialmente, "el bonaerense" una verdadera super obra maestra. Por ahí me entusiasme´demasiado y por eso cierta decepción. Comparto plenamente lo que decís de Trapero y sus cuasi documentales. El tema es que, como en tantas otras cosas ocurre, la mayor virtud es el mayor defecto. "Leonera" no llega al punto alto de "el bonaerense" pero está mejor que "nacido y criado" Me parece que está muy jugada sobre la protagonista, a la sazón, la mujer de Trapero y eso le resta un parde puntos lo mismo que le pasa a Polanski cuando hace eso con la suya( perdón, quise decir con las suyas)Igual, por supuesto que merecía este comentario. Además, lo digo en serio, me quedé pensando con un par de cosas que dijiste que yo pensaba distinto, como lo que decís de la aparición de "villanos y Amigas. La verdad, tendría que verla d evuelta pero me parece que tenés razón
Además, gracias por tu comentario en lo del bigote y espero tu comentario de Tormenta del trópico. Saludos y felicitaciones, Facundo

mandrake el vago said...

El anterior era yo, JB, ando con unos problemitas de pesonalidad blogger...

jb said...

Ahora sí, espero

jb said...

Ahora sí, espero

Apalabrada said...

Gracias por devolver el link chapa y serás linkeado en la medida que vaya necesitando agregar críticas que tenas a nuevos posts.
Esta película ya está agendada para cuando me junto con cierta gente que no mira el tipo de pelis que posteaste último.

Santiago said...

me pareció una excelente película cuando la vi. sin duda una historia muy fuerte e impactante. en serio que todas las personas que vivan en apartamentos en buenos aires tienen que verla porque es imperdible.. a mi me gustaría verla de nuevo, donde podía conseguirla?