Sunday, 2 March 2008

El dúo dinámico

No se asusten, no entren en pánico! Esto no trata de Wisin y Yandel, el dúo del ‘reggaetón’, o de alguna dupla que hayan hecho Shakira y Sanz, Fergie y Daddy Yankee o Paulina y Miguel Bosé. Este post y toda esta semana trata nada más y nada menos de lo que ya está establecido como una de las duplas director/actor que más marcas ha dejado en la historia del cine: Johnny Depp y Tim Burton. Si yo fuera irrespetuoso, hubiera presentado a Johnny Depp como “uno de los hombres que tuvo en sus brazos a Winona Ryder”.

Empezar a hablar y/o a escribir sobre Depp/Burton significaría no parar, así que voy a dejar que las películas hablen por si solas; ¿y qué mejor que empezar con el film que le dio origen a la amistad y el trabajo de este dúo maravilloso? Están en lo correcto, hablo de “El joven manos de tijera” que, entre otras cosas, es quizá mi actuación favorita del mago Depp. Ah, un agradecimiento especial al comentario de Martincho de “Lo importante es el concepto” (en nuestros links), que estoy todavía actualizándome con todos los posts que escribió durante mi ausencia en el verano. Saludos ;)

La crítica de “Edward Scissorhands”, a continuación.

“Edward Scissorhands”

Si alguien me preguntara cual es mi banda sonora favorita de un film, diría instantáneamente “Edward Scissorhands” de Danny Elfman. La gente normalmente no recuerda las bandas sonoras, pero no hay manera de que alguien se olvide de la introducción musical del film de Tim Burton y todos sus grandes momentos que parecen un sueño. “Edward Scissorhands” podría ser el sueño de alguien: uno de esos sueños largos de los que no nos queremos despertar.

Carolina Thompson, una mujer muy dotada, creó la historia de este film luego de trabajar con Burton en “El extraño mundo de Jack”; recientemente ha escrito “El cadáver de la novia”. Las tres piezas son de una naturaleza fantástica que probablemente no encontraríamos en la esquina de casa, pero eso es igual con casi cualquier film de Tim Burton.

Edward es el clásico ‘extraño’ de Burton, un personaje que encaja en sus películas aunque venga de la vida real o de una fábula. Básicamente, él tiene manos de tijera, y cuando una simpática mujer (la Peggy de Dianne West) lo conoce, se lo lleva a su casa para convertirlo en parte de su familia…Cuáles son las posibilidades? El padre (Alan Arkin) es un viejo estricto y gruñón, el hijo (Robert Olivieri) es un chico muy curioso; la hija es la adolescente perfectamente hermosa Kim (Winona Ryder, por supuesto) quien, cuando conoce a Edward, lo mira de una manera muy especial.

Pronto, Edward ecuentra un lugar en el barrio extremadamente supersticioso de Peggy y se relaciona con sus habitantes extremadamente exagerados. Porque, como cualquier otro ‘extraño’, Edward tiene un talento; puede hacer cosas mágicas con las tijeras (darle forma a las plantas, cortar cabello de gente y animales), lo que puede ser positivo y negativo, excitante y peligroso…No queremos verlo a Edward triste o enojado; pero así es como se siente porque, como Pinocho quería ser un niño de verdad, él quiere tener manos de verdad.

Éste deseo crece más aún cuando descubre que tiene una razón fundamental para lograrlo: alguien con quien compartir su corazón, sus sentimientos de amor. Con todos estos elementos en su lugar, la película nos lleva a un corto pero emocionante viaje de emociones poderosas que cambian frecuentemente; y de ahí es de donde viene la magia.

Junto con Thompson, aquí Burton muestra su capacidad de ir desde un estado de ánimo cinematográfico a otro en minutos: va desde el humor a la tristeza, desde la tristeza al romance, desde el romance a la tragedia y desde la tragedia a la completa locura. Es verdad que la narración no fluye también, pero en “Edward Scissorhands” es una característica que ayuda, mayoritariamente por lo que expliqué recién.

Además de esto, los mejores momentos de la película vienen de la extraordinariamente minimalista interpretación de Johnny Depp, que marcó el camino para el resto de los personajes principales clásicos de Burton (“Ed Wood” que lo vemos mañana, Ichabod Crane, Willy Wonka) y los convirtió en usuales colaboradores; del don de Winona Ryder para crear inocencia y, sí, la perfecta música de Danny Elfman.

La última vez que la vi, una amiga dijo: “Es una obra maestra”. Puede que no sea la obra maestra de Tim Burton, pero es una obra maestra por si sola.

Nota: Se entiende que cuando hablo de "banda sonora", hablo de partitura o música original

---9/10

PD: Si no leyeron la última “Rareza de la semana”, vayan un poquito más abajo para echarle un vistazo..Vale la pena!

3 comments:

Popurrí said...

Chapita comento rápido que me estoy llendo, es más esto es casi un saludo... visita de doctor dirían
después comento como la gente, un abrazo

Vargtimen said...

Tengo el CD original de esa banda sonora. Es escucharla y pareces estar viendo las hileras de casas residenciales, los jardines de formas imposibles y esa lluvia de hielo sobre Winona Ryder conforme Eduardo talla el hielo.

ElChapa said...

Vargtimen: Yo también la tengo! Es la única banda sonora que he comprado original jamás, y sí, quizá lo hice para volver de tanto en tanto a esos momentos con la imaginación!

Sí se puede, jeej

Saludos