Friday, 28 March 2008

Lo que está pasando ahora

Empecé la universidad…Sí, ya no estoy, oficialmente, ‘al pedo’, lo que tiene sus ventajas y desventajas. Las primeras? Actividad constante, no tener que inventarse ocupaciones (?). Las últimas? Menos horas de sueño, menos tiempo para, por ejemplo, escribir críticas. Pero no se preocupen, seguiremos aquí.

Qué pasó en mi primer día de clase? Tuve “Introducción a la Sociedad y el Estado”, que fue también como una ‘introducción al CBC’, con alumnos entrando y hablando de centros de estudiantes, la profesora explicando que si sentamos el culo y ponemos la vista en los libros no nos puede ir mal, y alguna que otra cosa de los caudillos y los terratenientes de la argentina antes de 1880; antes de que se conformara el Estado Nación Moderno, antes de Perón, antes de Kirchner, antes de los cacerolazos que escuchaba caminando por la calle mientras me dirigía a mi casa por la noche. Amo Buenos Aires.
Pero no se pierdan, esto no es ‘lo que está pasando ahora’; lo que verdaderamente está pasando ahora es lo que Paul Hagáis muestra en su cine. Pueden revisar un poco de esto en la crítica de “Crash” más abajo; hoy, un film que se está por estrenar en nuestro país como “La conspiración” y yo soy tan bueno que les regalo la crítica antes. Por qué? Porque es un film maravilloso.

La crítica de “In the Valley of Elah”, a continuación.

“In the Valley of Elah”

Habiendo visto las dos piezas de Paul Haggis como director, puedo decir que está creando un legado que es estrictamente americano. Quizá es un legado corto, pero con suerte continuará durante su carrera como director y será debidamente apreciado. Disculpen si hago generalizaciones o predicciones pues no sé de que se trata el próximo proyecto de Haggis, pero americano o no, me arriesgaría a decir que estará relacionado con el presente.

No hagamos chistes: tanto “Crash” como “In the Valley of Elah” son films acerca de cosas que están pasando ahora mismo; films que tratan de retratar el mundo en el que vivimos, como lo estamos viviendo, y lo hacen con coraje. Aquí Haggis no trata de cubrir sus huellas para ser ‘políticamente correcto’, así que los que pensaron que “Crash” estaba plagada de estereotipos y/o era políticamente correcta, deberían ver cuidadosamente esta película.

Si no la van a ver cuidadosamente, mejor ni la vean; y si piensan que van a encontrarse con un thriller, alguien los engañó; porque el film tiene algunos elementos relacionados con el género, pero sólo una persecución (y una no muy emocionante) provee el contenido de acción de la película. El resto es, como en “Crash”, más relacionado con los personajes.

El personaje principal, Hank Deerfield (Tommy Lee Jones), es un ex policía militar y cuando descubre que su hijo ha desaparecido luego de haber vuelto de Irak, va hasta la base militar para investigar cualquier cosa; para descubrir algo más. Cuando se está yendo de su casa le dice a su mujer (Susan Sarandon): “Te llamo desde allá mañana”. Luego de que ella, preocupada, le dice que el viaje toma dos días, él responde silenciosamente: “Para algunos”.

Una vez allí, Hank pide un cuarto y cambia las sábanas del hotel y la almohada por unas propias; se levanta con su zapatos perfectamente emparejados al lado de la cama e instantáneamente hace una cama perfecta. Esto es todo el comportamiento militar de un hombre al que ya nada lo sorprende y no confía en nadie más que en su propio instinto. Conocerá a una detective insegura (Charlize Theron), a un militar estricto (Jason Patric) y a los soldados compañeros de su hijo.

Si prestan la atención suficiente, podrían notar que hacia el final del paseo, cada personaje ha sufrido un cambio pequeño pero Hank sigue igual: distante, frío, silencioso e incapaz de demostrar emoción. De hecho, este es el tono que la película presenta y mantiene de principio a fin; la música de Mark Isham cambia la emotividad de “Crash” por sutiles intrusiones musicales que no se dan muy seguido y la fotografía de J. Michael Muro es reemplazada por el trabajo del prodigioso Roger Deakins quien, creo yo, incluso se toma el tiempo para referenciar al debut de Haggis en algunos planos.

Sin embargo, Deakins lleva su trabajo a un nivel superior y trabaja junto con Haggis para transmitir algo que no puedo expresar con palabras y que no se si ustedes percibirán o sentirán también. Lo más cerca que puedo llegar de una explicación es decir que cada imagen (cada cámara perfectamente quieta que filma la espalda de los personajes o los muestra en acercamientos o simplemente se para lejos como para contemplar desgarradoras escenas como la del luto de una madre o un padre) esconde más de lo que muestra. Hay un simbolismo inusual que lleva a “In the valley of Elah” hasta otro nivel.

Digo todo esto porque este es uno de esos films donde nada pasa realmente (quiero decir que no hay ningún ‘twist’ ni revelaciones inesperadas, aunque en verdad no las necesita); es muy lineal y no quiero que lo interpreten-incorrectamente-como aburrido y lo dejen de lado. No quiero que lo vean como sin esperanza y pesimista; quiero que admiren la actuación de Tommy Lee Jones y que se den cuenta que mantiene el optimismo vivo hasta el final, como lo hacen algunos otros personajes.

No quiero que presencien la última toma y digan: “Oh, Hollywood”, sino que digan “Oh, la vida”, y que piensen: ¿qué creen ustedes que estos chicos hacen cuando vuelven de la guerra hoy en día, cuando vuelven de Irak? ¿Creen que quieren contactar a sus viejos amigos? ¿Familia? ¿Creen que saben que decir o si acaso quieren decir algo? ¿Creen que quieren volver?

Podría seguir, pero para nuestra suerte la película no nos da las respuestas, ni siquiera las preguntas; estas son cosas que tenemos que pensar por nosotros mismos si queremos. Alguna gente todavía hace cine para hacernos pensar. Paul Haggis lo demostró con “Crash” y ha repetido la proeza.

---8/10

7 comments:

rama said...

chapa, entro a dejarte un saludo, a ver cuando nos juntamos a charlar y a tomar un cafe, estuve viendo bastantes pelis ultimamente, y de las buenas asiqeu hay qeu juntarse, un dia con mas tiempo me pongo a leer todo, un abrazoo

rama

Popurrí said...

Creo que resumiste la verdadera esencia de la película en el último párrafo Chapa, y por eso, no hace falta decir nada más

Por otro lado te felicito por tu primer día de Universitario, espero que andes bien, te mando un abrazo

Grillito

joa said...

Schapira, tengo el compromiso de tener q comentar por q esa pelicula la vimos juntos jaja.
Lo intersante de esta película es el mensaje que le deja al espectador, por que desde mi punto de vista está desfasado...dicho de otra manera "americanizado".
Personalmente esperaba de la película una crítica al sistema... lejos de imaginarme a tommy lee jones diciendo "no a la guerra", pero mínimamente algo más tajante.

El desfasaje que yo noto radica en que la crítica no se la hace a la guerra sino al deficit de profesionalismo del ejercito americano.
En definitiva, a los yanquis les gusta el dominio, la superioridad, el imperialismo, y por consecuente la guerra.

Conlusión : buena película, mal mensaje

Un abrazo chapa

Vargtimen said...

Yo soy de los que piensan que "Crash" estaba llena de estereotipos, que el guión era forzadísimo y falsísimo y que como película coral era mil veces peor que "Magnolia" o "Short Cuts".

De todas formas Haggis empieza a caerme simpático, por sus guiones para Eastwood y para la saga Bond, y porque "En el valle de Elah" me pareció una buena película, emotiva, interesante en todo momento, y con un gran actor al frente.

alesio said...

cada dia odio mas a la union argentina de videoeditores


ahi te mande un mail!

ElChapa said...

Para todos los que han comentado: Estoy saltando de felicidad, no solo porque estos días universitarios están siendo productivos, sino porque sus comentarios aquí arriba me recordaron la razón por la que comencé con este blog!

Películas como esta, que generan debates y diversas opiniones o que, mínimamente, hacen que cada uno de su opinión, son las que posteo con mucho empeño.

Agradezco los comentarios de todos, espero que se vuelva a repetir, y les juro que expandiría bastante (saben que lo he hecho antes) pero tengo muchas cosas y ni siquiera sé si llego a poner una crítica que quiero poner hoy!

Saludos...y gracias de vuelta

pablo schapira said...

La verdad que con estos comentarios, mas me motiva ver esta peli, que mi hijo la recomienda con tanto énfasis. Pero lo que realmente quiero decirles es que estoy muy movilizado por la comunidad que se ha armado en torno a la pasión por ver cine, bueno, malo, pero cine al fin. Los comentarios de todos y su conocimiento de directores, actores, guiones, etc, son increíbles. En mi época de facultad, nosotros nos enfrascábamos en charlas de café, para ver como cambiar el mundo y como ser activos protagonistas de ese cambio. Hoy veo a través de las palabras de ustedes y la manera de expresarse que están subidos al contante cambio y que son una esponja por lo que absorben, por la manera de ver las cosas. Y bueno, han madurado y eso me genera una sensacion muy extraña, pero hermosa al mismo tiempo. Viven su mundo de una manera muy especial y tratando de capitalizar lo mejor de esta sociedad "sobrecomunicada". Por eso en medio de tanto ruido, tantas actividades y tanta ebullición, lo importante es que cada tanto se acerquen a ese "oasis" que es el cine, que les abrirá la cabeza y los invitara a la irreflexión....., pero el BUEN CINE. Tengo ganas de recomendarles algunos clásicos del cine Argentino pero espero otra entrada al blog para hacerlo. Saludo, papi