Thursday, 10 May 2007

Dos Adam Sandlers

Lo dije y lo digo: suena muy raro, pero es algo propio de mi persona. Una especie de deducción que hice basada en hechos un poco explicados en la crítica de “Click” ayer. Se habrán imaginado que “Spanglish”, también un film con Sandler como protagonista, me gustó mucho; por todo lo que lo mencioné ayer y lo bien que hablé del mismo.

Es verdad, me gustó mucho y significó varias cosas importantes al mismo tiempo, quizá para mi personalmente: el regreso de James L. Brooks a la pantalla grande, el descubrimiento de Hollywood de la talentosa Paz Vega y, finalmente, la mejor actuación que Adam Sandler entregó en toda su carrera. Si la explicación de los dos Sandlers no queda clara en las dos primeras críticas de esta semana, comenten pidiendo una aclaración; pero creo que no quedarán dudas.

La crítica de “Spanglish”, a continuación.

“Spanglish”

El hecho de que Adam Sandler pueda actuar en películas como “El Aguador” y luego en películas como “Spanglish” al mismo tiempo es algo inexplicable así como es gratificante. Quizá “El Aguador” no es el mejor ejemplo, pero puede escribir personajes como el que interpretó en “Big Daddy” (“Un Papá Genial”); y lo veremos gritando y volviéndose loco en una manera encantadora.

Luego, en films como “Spanglish”, cuando otra persona está dirigiéndolo y escribiendo sus palabras, el verdadero actor sale a la luz. Es innato! Y yo estoy agradecido en ambos casos (tres, si contamos su poderosa actuación en “Embriagado de amor”). Ahora, puede ser que “Spanglish” (donde Sandler interpreta a John Clasky) no sea una excelente película, pero es sin duda la muestra de una de las mejores interpretaciones de Sandler (probablemente la mejor); lo he seguido desde “El cantante de bodas” y nunca me ha decepcionado (aunque sí lo han hecho algunas de sus películas).

James L. Brooks realmente ha estado ‘out’ desde su último film, el reconocido y nominado al Oscar “As Good As It Gets” (“Mejor Imposible”). Con esa película logró conseguir lo mejor de sus actores (Jack Nicholson, Helen Hunt, Greg Kinnear y Cuba Gooding Jr.), poniendo a los personajes en absolutamente reales, honesta y hermosamente escritas situaciones, en deslumbrantes escenarios con cámaras directas filmando. El hombre conoce su material y no lo culpó si le llevó siete años crear otro impresionante guión, para llegar a los mismos objetivos que completó esos siete años atrás, con una película tan buena como “Mejor Imposible”.

En la definición exacta de “dramedy” (drama-comedia, comedia dramática), Brooks nos presenta a sus personajes, mientras explora la barrera de las culturas Hispanas e Inglesas; porque no es sólo acerca del lenguaje. Describir la manera en la que las relaciones de los personajes se desarrollan es arruinar la magia de la película.

Sin embargo, ninguna de estas escenas mágicas hubieran sido posibles si Brooks no hubiese conseguido un elenco increíble y si no lo hubiese dirigido tan bien. Téa Leoni (como Deborah Clasky), en su mejor papel desde “Hollywood Ending” (“La mirada de los otros”), se siente cómoda en la comedia, como una drepesiva y obsesiva mujer que puede afectar a toda su familia por su manera de pensar. Brooks es experto en escribir este tipo de personajes; hace que Leoni brille. Paz Vega (como Flor Moreno), en su primer rol en Hollywood, parece tan buena como si ya lo estuviera haciendo por años. Es una hermosa mujer y capaz de darle mucha personalidad a su personaje; convirtiéndose en la revelación del film.

Por supuesto, Brooks la debe haber ayudado mucho (ella no sabía inglés; el equipo tuvo que trabajar); y debe estar agradecida por ello. Su parecido a Penélope Cruz cuando la película comenzó era extraño; pero se me olvidó apenas comenzó a hablar: en español. Shelbie Bruce (como Cristina) fue un placer para ver. Pensé que la había visto antes pero aparentemente este fue su primer papel. Tiene éxito en dominar ambos lenguajes (más que todo en la “escena de la traducción”, donde le traduce a John todo lo que Flor dice y viceversa) y hace de su rol más importante de lo que debería ser. Sarah Steele (como Bernice) es también una sorpresa al estar muy involucrada con su papel; también creí haberla visto antes.

Incluyendo a Ian Hyland (como Georgie), Brooks consigue un excelente trabajo de dirección con los tres actores pequeños debutantes. Última pero no menos importante, la vieja profesional Cloris Leachman tiene las mejores líneas y pasea en el rol de Evelyn como si estuviera viviendo en él. Su presencia le da calor a la pantalla y acentúa el encanto del film.

El encanto del film se encuentra en la magia de Brooks, mientras nos muestra ambos lados de la moneda. En escenas como la de la “traducción”, o los momentos de Evelyn, la risa aparece naturalmente para nuestra sorpresa, y disfrutamos. Pero luego, al final, entrega las poderosas y dramáticas escenas que siguen creciendo hasta el último minuto, llegando a un toque de profundo realismo en cada palabra que los personajes profesan. No hablaré de esas escenas; no diré una palabra. Es mejor cuando todo ‘viene’ de ellas; o de James L. Brooks.

---8/10

1 comment:

Shorty said...

La verdad que cuando se unen actores y directores de la misma talla, es dificil que el producto no sea bueno, no?
Me gustaron las críticas!!! Es yo aprendí a querer a Adam Sandler con el tiempo y el tipo me divierte y enternece mucho!! Es un muy buen actor!!